Salud advierte: si el brote se extiende tomarán medidas más duras «sin dilación»

El consejero Pablo Fernández destaca sobre los nuevos contagios que «más que un disgusto es una tranquilidad saber que los estamos detectando pronto»

El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz.
El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz.

El consejero de Salud de Asturias, Pablo Fernández Muñiz, advirtió esta mañana de que, en el caso de que los rebrotes se extendieran en Asturias, el Principado estaría preparado para adoptar medidas de restricción más duras y hacerlo «sin dilación». En una entrevista concedida al programa Más de Uno de Onda Cero, el consejero señaló en el peor de los escenarios y si hubiera una evolución negativa de los contagios «sin dudarlo habría que tomar medidas como las que ya en su dia tuvimos que tomar» y a hacerlo además «con mucha rapidez».

No parece el caso, al menos de momento, ya que Fernández Muñiz destacó que los nuevos casos identifcados en Asturias están muy localizados y pudieron detectarse con bastante rapidez. El Consejero señaló que había sido una casualidad la coincidencia temporal entre la aprobación de la resolución que impone desde ayer la obligatoriedad de usar mascarilla en Asturias en la generalidad de los espacios públicos y la declaración de un brote, con tres casos en el occidente, después de casi un mes en el que la comunidad se contaba como libre de contagios. Aún así, el consejero manifestó que la noticia tenía una faceta positiva ya que su mayor temor era que se pudieran estar dando positivos sin que llegaran a ser detectados por los servicios sanitarios.

«Nos preocupaba más no detectar los casos que pudiera haber, estamos en una situación en la que, desde el inicio del verano Asturias, está viniendo mucha gente de fuera, de lugares con mayor incidencia, de lugares donde hay brotes, incluso gente de Asturias que también se desplaza desde que acabó el Estado de Alarma a lugares donde hay mayor incidencia y por lo tanto así que la aparición de casos era algo que dábamos por hecho y nos interesaba sobre todo detectarlos. Por lo tanto más que un disgusto es una tranquilidad saber que los estamos detectando pronto. El objetivo es esta vigilancia estrecha, la detección precoz y el aislamiento eficaz».

El brote se declaró ayer en Asturias al sumarse tres casos (el número mínimo para hablar de brote) en el occidente de la comunidad. Primero fue un caso importado de la República Dominicana y dos contactos estrechos de esta paciente dieron positivo en una segundo prueba PCR tras manifestar los primeros síntomas. A ello se suma, sin relación con este caso, los dos positivos registrados en Gijón también importados en el exterior, tras el viaje de un paciente a Chile.

Respecto a la nueva obligatoriedad en el uso de mascarillas, el consejero apuntó que «realmente ya teníamos desde el 19 de junio una resolución en la que nos habíamos adelantado bastante a la obligatoriedad del uso de mascarilla en diferentes situaciones, por ejemplo en los ascensores, en los lugares comunes, en los hoteles, en los restaurantes incluso, cuando estás comiendo obviamente no, pero si tienes que levantarte para ir al aseo por ejemplo; pues desde ayer lo que es obligatorio es en todas las vías públicas urbanas y en las zonas que son rurales también, en los lugares en los que por mayor afluencia turística, por eventos o cualquier otra circunstancia pueda haber aglomeraciones».

En este sentido añadió que «esto es un plus en la obligatoridad y ya estábamos trabajando en ello precisamente por estar en esta situación en la que ya estaba viniendo muchas personas de lugares donde hay mayor incidencia y lo veíamos necesario».

En la entrevista, Fernández Muñiz destacó que en las buenas cifras de Asturias a la hora de gestionar la respuesta a la pandemia, influyeron varios factores entre los que destacó medidas sanitarias como «la adquisición de material de protección, que al principio fue tan difícil, pero se consiguió que lo tuviéramos en todo momento. También el refuerzo en la atención primaria, su reorganización y que se hiciera desde allí la vigilancia epidemiológica. Hay que tener en cuenta que esta vigilancia es un servicio que al inicio de esta pandemia tenía 5 personas y ahora mismo están 58. Fue muy importante la coordinación sociosantaria, poder llevar personal del propio servicio de salud a reforzar las residencias, para hacer una detección temprana y trasladar al hospital a toda persona que la necesitaba. Y, por supuesto, algo de lo que se está hablando siempre que es el laboratorio de microbiología donde existe tecnología muy avanzada por la que se apostó ya hace años, con microbiólogos con gran experiencia en virologia y técnicos con experiencia en PCR que nos permitieron hacer una cantidad de pruebas de las máximas que se están haciendo en España ahora mismo».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Salud advierte: si el brote se extiende tomarán medidas más duras «sin dilación»