Asturias encabeza el ránking de lectura del último informe PISA

El Principado, junto a Castilla y León y Galicia obtienen los mejores resultados del estudio educativo de la OCDE

Universidad de Oviedo, videojuego, alumnos, estudiantes, asturianos.Alumnos manejan un videojuego educativo
Alumnos manejan un videojuego educativo

Asturias ha conseguido unos buenos resultados en el informe PISA en el apartado de Lectura. La OCDE había anunciado en noviembre que aplazaba la publicación de los datos de España porque los resultados eran confusos. Y no le faltaba razón: el país cayó casi 20 puntos (30 es lo que se aprende en un curso) entre el examen hecho en el 2015 y el del 2018, y tiene 477 puntos, que lo sitúan entre países muy alejados de nuestra situación socioeconómica. Esa tendencia se ha repetido en casi todas las comunidades autónomas salvo en Asturias que apenas se ha visto afectada. Los alumnos del Principado han acabado en segunda posición del ránking nacional.

Castilla y León, Asturias y Galicia encabezan el listado pero con una diferencia. Hay que tener en cuenta que los castellanos llegaron a 521 puntos en la última edición; los asturianos, en cambio, apenas se han visto afectados, ya que partían de 497 puntos y han logrado 495. Los gallegos han conseguido 494 puntos cuando en el 2018 llegó a los 509. Especialmente llamativo es el caso de Madrid: pasó de una excelente puntuación de 520 a la mediocridad de 474. 

En este informe el sistema educativo asturiano ha obtenido unos resultados «satisfactorios» en relación con la competencia lectora del alumnado, equiparables a los promedios internacionales y mejores que los nacionales. Según ha destacado la Consejería de Educación, el alumnado asturiano ha conseguido el segundo mejor resultado de España en este indicador, sólo por detrás del de Castilla y León.

Así, la comunidad logra una calificación 18 puntos superior al promedio español, 8 por encima de la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y 6 sobre el promedio de la Unión Europea. El estudio, en el que participaron 2.096 estudiantes de 55 centros que representan el 98% de la población asturiana de 15 años, ya había reflejado en el mes de diciembre que el promedio del Principado es 10 puntos superior al de España en matemáticas, con un total de 491 y 13 puntos por encima de la media nacional en ciencias.

En este último informe se constata una diferencia de casi 30 puntos a favor de la competencia lectora de las chicas.  En cuanto a las condiciones de acceso al sistema educativo, el alumnado que se escolarizó en Infantil obtiene hasta 65 puntos más en este indicador que aquel que se incorporó al sistema en Primaria, primera enseñanza de carácter obligatorio.

Además, la repetición de curso se revela de nuevo como uno de los principales predictores del fracaso escolar, con una diferencia de casi 100 puntos entre los resultados de lectura del alumnado que permanece en el curso que le corresponde y el que repite.  También se detecta una estrecha relación entre las expectativas y los resultados en la competencia lectora. Así, el promedio del alumnado con expectativas más bajas no alcanza los 400 puntos, mientras que el que presenta expectativas más elevadas supera los 500. Por último, en función de si el interés por la lectura es alto o bajo, se predicen diferencias de hasta 55 puntos en el rendimiento en esta competencia.

Los exámenes PISA reflejaron que hubo estudiantes que contestaban a las preguntas sin leerlas, empleando menos de 25 segundos en responder más de 20 preguntas, un comportamiento «llamativo» para la ministra de Educación. Lo habitual es invertir entre 50 y 120 segundos en un cuestionario de este tipo. Y «aunque solo los datos de una minoría de estudiantes muestra una clara falta de compromiso, no se puede garantizar la comparación de los datos del PISA de 2018 para España con los resultados de pruebas anteriores», concluye la OCDE. En la edición de 2018 participaron en España alumnos de cerca de 1.000 centros.

No hay brecha de género en Pisa: los alumnos y las alumnas asturianas consiguen los mismos resultados

Susana D. Machargo

La consejería destaca que el informe muestra un sistema educativo asturiano equitativo y homogéneo

Asturias cuenta con un sistema educativo equitativo y homogéneo, en el que los alumnos y las alumnas interiorizan las competencias en ciencias y matemáticas por igual, eliminado la brecha de género, y en el que apenas hay diferencias entre las redes pública, concertada y privada. No obstante, hay datos para la reflexión. Los repetidores se están quedando muy atrás. Sus conocimientos demuestran que tienen unos dos cursos de retraso con respecto a sus compañeros. Además, los estudiantes escolarizados a edades más tempranas, es decir, en el primer ciclo de Infantil obtienen mejores resultados que aquellos que se incorporan a las aulas más tarde. Estos son algunos de los resultados obtenidos por los jóvenes asturianos de 15 años que han participado en el informe internacional Pisa 2018, que ha analizado la educación en un total de 79 países. Los datos asturianos se mantienen por encima de la media nacional y por encima de la media de la OCDE pero han empeorado ligeramente con respecto a ediciones anteriores. La Consejería de Educación ha señalado que este retroceso no es estadísticamente significativo y utiliza este estudio como una herramienta útil para saber dónde flaquea y qué tiene que mejorar. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias encabeza el ránking de lectura del último informe PISA