Madrid rechaza hacer PCR a contactos estrechos de focos asturianos

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

Un sanitario sostiene un muestra para realizar un análisis PCR
Un sanitario sostiene un muestra para realizar un análisis PCR H.Bilbao - Europa Press

El Principado realiza pruebas a todos los clientes de los establecimientos en los que se detectan brotes mientras que en la capital limitan los análisis a los que tienen síntomas

07 ago 2020 . Actualizado a las 10:58 h.

En España hay 19 formas diferentes de enfrentarse al coronavirus, con el agravio entre ciudadanos que eso supone. Cada comunidad -17 más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla- ha diseñado su propia estrategia de lucha contra la pandemia y aunque las circunstancias particulares de cada una de ellas hace que las situaciones sean incomparables, hay diferencias que llaman la atención. El brote declarado en La Buena Vida de Fomento, en Gijón, ha permitido comparar la gestión de modelos que se sitúan en las antípodas: el de Asturias y el de Madrid. Mientras que el Principado ha hecho un llamamiento masivo a toda la clientela del local para que realice PCR -lo mismo que en el resto de focos relacionados con hostelería y comercios- y controlar así el radio de contagio, en Madrid limitan esa petición de test a las personas con síntomas.

Diego Asenjo es un asturiano que el día 18 estuvo en La Buena Vida junto a un amigo, también asturiano, que reside en Madrid. Su intención era comer en otro restaurante, pero se equivocaron en la reserva y acabaron en el establecimiento de Fomento. Una vez allí, eligieron la terraza para minimizar riesgos y comprobaron que las medidas del local eran las adecuadas. «Utilizamos el gel hidroalcohólico, había distancia entre las mesas y los camareros llevaban mascarilla», relata Asenjo.

Pasaron los días y, el miércoles siguiente, saltó la noticia de que uno de los camareros del local que había estado en Madrid había dado positivo. La situación comienza a complicarse y, el viernes, el Principado hace un llamamiento a los clientes del establecimiento para que pidan cita para hacerse la prueba PCR. «En ese momento me pongo en contacto con mi amigo, pero decidimos esperar para ver quién tenía que hacer el test, si todos o solo los que coincidieron con los contagiados», afirma Asenjo.