Barbón tacha el acoso a Iglesias y Montero de «inadmisible» y exige respeto

El presidente del Principado se solidariza con el vicepresidente del Gobierno y con la ministra de Igualdad

El presidente del Principado, Adrián Barbón, durante el acto de conmemoración en Tuña del bicentenario del pronunciamiento militar del general asturiano Rafael del Riego
El presidente del Principado, Adrián Barbón, durante el acto de conmemoración en Tuña del bicentenario del pronunciamiento militar del general asturiano Rafael del Riego

redacción

La noticia de que Irene Montero y Pablo Iglesias han abandonado Asturias al sentirse acosados ha corrido como la pólvora y las reacciones no se han hecho esperar. El presidente del Principado, Adrián Barbón, «se ha solidarizado» con el vicepresidente del Gobierno y con la Ministra de Igualdad y ha calificado los hechos de «inadmisibles».

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Barbón ha escrito que «todas las personas tienen derecho a que su vida privada sea respetada, también quiénes estamos en política, sean del partido que sean». En su opinión, «las faltas de respeto, los insultos, el acoso es para mí inadmisible», motivo por el que ha mostrado su «solidaridad para ambos».

La noticia de la marcha de Montero e Iglesias fue adelantada por La Sexta. La pareja, que había elegido un pequeño pueblo de Lena para pasar unos días de vacaciones junto a sus hijos, se sintió acosada después de que se hiciese pública la ubicación de la casa en la que se encontraban. Además de insultos en redes sociales, también aparecieron pintadas de «Coletas rata» en la carretera.

Uno de los restaurantes en los que la pareja comió durante el fin de semana recibió comentarios ofensivos en sus redes, motivo por el que los responsables del establecimiento salieron al paso desmarcándose de cualquier ideología politíca.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Barbón tacha el acoso a Iglesias y Montero de «inadmisible» y exige respeto