El ritmo de contagios se mantiene alto: 48 positivos en un día

Luis Fernández
l.f. REDACCIÓN

ASTURIAS

Pacientes en el exterior del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)
Pacientes en el exterior del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) Alberto Morante

Asturias suma 719 infectados desde el 1 de julio

26 ago 2020 . Actualizado a las 14:47 h.

El ritmo de positivos en el Principado se mantiene alto desde hace 48 horas. Si el martes se batía el record de contagios desde el final del estado de alarma, con un total de 53, hoy miércoles la cifra asciende a 48. Preocupa especialmente la situación del oriente. Esa es la razón por la que se ha decretado la alerta naranja en un total de cinco concejos: Parres, Cabrales, Cangas de Onís, Ribadesella y Llanes. Este aviso no supone ni el confinamiento ni la limitación de movimientos pero sí un llamamiento a la población para extremar la seguridad. Entre otras, reclama que se eviten reuniones sociales de más de 10 personas, que se anulen eventos y que se incremente la comunicación con la Delegación de Gobierno para el caso de que sea neceario aumentar la presencia de las fuerzas de seguridad en la zona. 

Mario Margolles, director del Observatorio de la Salud del Principado, ha explicado que desde el 1 pasado de julio se han reportado en Asturias 719 positivos, de los que 624 corresponden al mes de agosto. Esto demuestra que el ritmo no ha sido estable sino que se ha disparado a lo largo del último mes.

Con los últimos datos en la mano, la consejería señala que el número total de positivos confirmados en Asturias mediante pruebas PCR, desde el inicio de la pandemia, asciende a 3.148, de los que 720 son profesionales sanitarios. En total, la COVID-19 ha costado la vida a 341 pacientes. Otros 2.140 ya están curados y han recibido el alta epidemiológica. De los que continúan activos, es decir, de los que aún conviven con la enfermedad, hay 12 ingresados, dos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y otros 10 en planta. El número de ingresos en las últimas 24 horas ha sido de uno. La presión asistencial ha aumentado ligeramente a lo largo de la semana pero se mantiene en niveles muy bajos, a diferencia de lo que está ocurriendo en otras comunidades autónomas.