Los padres, contra el retraso del inicio de curso: «Ni los centros ni las familias estamos preparados»

Sindicatos y asociaciones acusan a Educación de falta de planificación y piden medidas de conciliación

Un pasillo dle IES Monte Naranco, vacío
Un pasillo dle IES Monte Naranco, vacío

Redacción

El retraso del inicio de curso y la apuesta del Principado por un sistema semipresencial a partir de tercero de la ESO ha puesto en pie de guerra a asociaciones de padres y sindicatos en Asturias. Los dos colectivos acusan a Educación de falta de previsión y califican de «jarro de agua fría» el anuncio hecho por la consejería. «Ni los centros ni las familias estamos preparados», han alertado.

Clara Díaz, presidenta de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres Miguel Virgós, ha reconocido que están «enfadadísimos». Aunque ha reconocido que no les queda otra que asumir las directrices marcadas por Educación, en su opinión las dos medidas principales deberían «estar acompañadas de otras de conciliación». «Ni los centros ni las familias estamos preparados», ha aseverado.

La presidenta del colectivo de padres ha explicado que «más de 100.000 familias en Asturias tienen sus trabajos adaptados al inicio de curso y han adaptado a eso sus vacaciones, pero de eso nadie se preocupa». Díaz ha sido contundente en las críticas, y aunque ha señalado que «comprendemos que se tomen medidas, no se ha contado con nosotros para nada. Es un jarro de agua fría».

En cuanto a la semipresencialidad a partir de tercero de la ESO, ha afirmado que «ya lo escuchamos estos días y nos opusimos frontalmente desde el principio». «Podrán intentar convencernos con el tema de la seguridad, pero no con la falta de espacios. No pueden hablar de masificación, de ratios y de falta de espacios cuando los centros permanecen cerrados toda la tarde y podrían hacerse dos turnos».

«Nos estamos olvidando del centro de todo, que son los alumnos», ha lamentado Díaz, quien ha recordado que ya hay experiencia con la formación telemática y que, en el último trimestre del curso pasado «la falta de equidad fue evidente y un desastre total».

Igual de crítica con las medidas ha sido Nuría García, portavoz de la plataforma Asturias por una Educación Presencial Voluntaria. En su opinión «las ratios siguen siendo igual de altas, no las han bajado, y eso es un foco con el que vamos a alucinar». «Las familias estamos indefensas», ha añadido antes de asegurar que «no hay garantías para que los niños vayan al colegio».

García ha cargado también contra la medida de que sea a partir de tercero de la ESO lo cursos en los que será una educación semipresencial. Según ha defendido «los niños son niños y son todos iguales, da igual que sean de Infantil que de Secundaria. Todos deberían tener los mismos derechos».

Los directores, satisfechos

Más benévola con Educación se ha mostrado Milagros Madiedo, presidenta de la Asociación de Directores del Principado de Asturias (Adespas). Madiedo ha defendido que «dado el acuerdo que se tomó ayer a nivel nacional, no podemos empezar en las fechas que estaban marcadas». Aunque ha explicado que ahora queda mucho trabajo por delante para perfilar plantillas y concretar lo anunciado hoy, ha defendido que «aunque sea tarde, se han tomado medidas».

 La responsable de Adespas ha celebrado que se realicen PCR a todos los profesores y al personal no docente. «Es una buena medida que servirá para testar la situación inicial aunque no tenga mucha validez a largo plazo». También ha defendido Madiedo el curso semipresencial. «Me parece bien porque los espacios que tenemos no permiten a todo el alumnado en clase», pero ha dejado claro que «hay que poner los medios. Lo que no puede ser es que pase lo mismo que el último trimestre del curso pasado».  «Las plataformas que tenemos son válidas, funcionaron bien, pero hay alumnos que no tienen ordenadores, hacen falta más, y si la clase es en streaming hay que poner los medios necesarios».

«Una enmienda a la totalidad», según ANPE

El sindicato educativo ANPE ha criticado la «dejadez y la improvisación» de Educación. Según el sindicato, la Consejería se ha visto ahora obligada a rectificar la totalidad de sus instrucciones de inicio de curso publicadas en Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) el 31 de julio.

«Se trata de una auténtica enmienda a la totalidad, que da buena cuenta de la inoperancia, la dejadez y la improvisación en la planificación del curso», han lamentado desde el sindicato. Según ANPE, eran muchas las voces que alertaron de una malísima planificación, que ahora obliga a retrasar el inicio de curso «por la cerrazón y la ausencia de interlocución con las organizaciones sindicales representativas del profesorado, que hicieron propuestas sensatas, ahora ratificadas».

Explican desde el sindicato que la consejería apostó «todo o nada» por la enseñanza 100% presencial, a pesar de que muchas voces alertaban de un escenario de rebrote, como el que se está viviendo, que aconsejaba evitar las aglomeraciones y diseñar un escenario de enseñanza semipresencial. «Ahora, se anuncia que a partir de tercero de ESO y hasta Bachillerato se optará por un sistema de semipresencialidad, para el que no hay previsto diseño alguno: mucho nos tememos que de nuevo la consejería se lavará las manos e intentará traspasar la patata caliente a los docentes y equipos directivos, que tendrán que montar todo en apenas 10 días», han advertido.

Los planes de la consejería, añaden, solo pasaban por reducir a 21 alumnos la ratio hasta cuarto de primaria, dejando el resto de niveles y enseñanzas en las ratios anteriores a la pandemia. ANPE dice que ya alertó entonces de que «el hacinamiento de alumnos en aulas de reducido tamaño y apenas sin ventilar favorecería, sin duda, la propagación del virus». Ahora, prosiguen, ha llegado la rectificación del Principado.

Explican que la enseñanza a distancia precisa de planificación y recursos y que ahora «habrá que hacerlo aprisa y corriendo». ANPE defiende además la necesidad de contratar a personal de enfermería responsable de COVID-19, para la toma de temperatura, la prevención, la detección precoz y el cumplimento de las recomendaciones sanitarias de higiene, limpieza y distancia física 1,5 metros.

«No es de recibo que la consejería piense en poner al frente a un profesor, una intromisión profesional en toda regla, ya que carecen de competencia y formación en materia sanitaria», han advertido desde ANPE.

«Cabreo total», según UGT

La responsable del ámbito educativo de UGT, Maximina Fernández Otero, reconoce que no le queda otro remedio que confiar en la decisión de la consejería y pensar que es la decisión «más prudente». Pero este voto de confianza no hace que critique la forma en la que se ha gestionado el regreso a las aulas. Fernández ha recordado que su organización lleva advirtiendo desde el 18 de mayo de la necesidad de planificar bien. Ha denunciado la falta de una relación fluida con las organizaciones sindicales, que se han enterado por los medios de muchas decisiones. Al final, está convencida de que el retraso en el calendario sirve para «tapar la ineficacia de la administración».

El teléfono de Maximina Fernández no paró de sonar desde que el Gobierno adelantó la noticia. Multitud de afiliados se han puesto en contacto con el sindicato para tratar de conseguir información de primera mano. «Muchos de ellos son docentes pero también padres y están muy intranquilos con la situación», ha explicado. Si tiene que describir en solo dos palabras las sensaciones que ha palpado en las últimas horas serían de las de «cabreo total». 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los padres, contra el retraso del inicio de curso: «Ni los centros ni las familias estamos preparados»