El Principado extenderá la alerta naranja a otros concejos si empeora la situación epidemiológica

Cofiño señala la situación sería peor con el confinamiento de la población

La portavoz del Gobierno y consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez; el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, y la consejera de Educación, Carmen Suárez.
La portavoz del Gobierno y consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez; el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, y la consejera de Educación, Carmen Suárez.

redacción

El Gobierno asturiano no descarta extender a otros municipios la alerta naranja decretada esta semana para los concejos de Cangas de Onís, Llanes, Ribadesella, Parres y Cabrales si así lo aconseja su situación epidemiológica, según la portavoz del Gobierno, Melania Álavarez.

Álvarez ha incidido en que, tal y como ha hecho el Ejecutivo regional desde marzo, la alerta naranja es una medida más con las que anticiparse y evitar males mayores como podrían ser los confinamientos parciales. El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, ha dicho también comprender la preocupación que tienen los hosteleros del oriente de Asturias por la incidencia que «alarma naranja» puede tener en el sector turístico, pero ha recordado que la situación sería peor con el confinamiento de la población.

Álvarez, ha incidido en que la alerta naranja decretada esta semana en Llanes, Ribadesella, Parres, Cabrales y Cangas deOnís es «un aviso a navegantes» con el que pretenden tener que evitar actuaciones más contundentes como cierres perimetrales o confinamientos parciales de la población para evitar un mayor propagación del coronavirus. La portavoz y consejera de Derechos Sociales y Bienestar ha incidido en que el Gobierno asturiano sigue apostando por la «anticipación, la prevención y la transparencia» y que eso es lo que ha permitido que las cifras de contagios, morbilidad y mortalidad en Asturias sean mejores que en el resto del país. No obstante, ha señalado que no renuncian a que las cifras vayan a mejor en el Principado y que, por lo tanto, seguirán tratando de anticiparse en la toma de decisiones en un momento crítico en el que hay que afrontar el mes de septiembre con la menor presencia del coronavirus posible.

Cofiño ha justificado la necesidad de extremar las medidas de prevención y control en esos concejos porque han superado los 60 contagios por cada cien mil habitantes, «un parámetro que indica que hay que empezar a preocuparse» y por que la alta movilidad que se da en la zona durante esta época turística incrementa las posibilidades de contagio. «La alarma naranja es para extremar las medidas que ya hay ya en marcha y que no se relaje nadie», ha subrayado el vicepresidente, que ha incidido en la necesidad de que cale el mensaje de que «no habría activado si nos confinamos todos».

Comentarios

El Principado extenderá la alerta naranja a otros concejos si empeora la situación epidemiológica