Las hospitalizaciones por coronavirus en Asturias se multiplican por seis en un mes

De los 27 pacientes que están hospitalizados en la actualidad, cuatro se encuentran en la UCI

El HUCA
El HUCA

Redaccion

Los pacientes ingresados por coronavirus se han multiplicado por seis en apenas un mes. El pasado 3 de agosto eran cuatro los pacientes hospitalizados en la UCI por coronavirus. Ayer, según el balance diario de la Consejería de Salud, eran 27, cuatro de ellos en la UCI. Si primero fue un goteo continuo y constante de nuevos positivos, que no ha parado de crecer desde mediados de julio, ahora podría estar ocurriendo lo mismo con las hospitalizaciones. Solo ayer se notificaban diez nuevos pacientes ingresados en planta.

El goteo de las hospitalizaciones de personas contagiadas por el SARS-CoV-2 se viene incrementando de manera continua sobre todo desde hace dos semanas, con lo que la curva de los ingresos hospitalarios sigue una tendencia al alza como ocurría a mediados de marzo. Para encontrar una cifra similar de pacientes en planta hay que remontarse a principios de junio, cuando la curva de hospitalizaciones en Asturias ya estaba en su fase final de descenso.

De hecho, desde el 26 de julio hasta el 11 de agosto, el número de pacientes ingresados en planta oscilaba entre ninguno y cuatro. Desde entonces, con algunas oscilaciones, ha seguido aumentando hasta los 23 pacientes que se notificaban ayer. En las UCI, sin embargo, el número se mantiene estable entre dos o cuatro pacientes sin que se haya superado ese máximo desde finales de junio.

La situación del coronavirus en España sigue siendo preocupante tal y como decía ayer la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que indicaba en todo caso que existen claras diferencias respecto a a primera oleada en la que se colapsaban los centros sanitarios de las comunidades autónomas más afectadas por los contagios. Una de ellas es que más de la mitad de los casos son asintomáticos.

En Asturias, según el último informe del Instituto de Salud Carlos III presentan síntomas, aunque sean leves, un 55,6% de las personas diagnosticadas con Covid-19. Ese informe es del pasado 27 de agosto, por lo que los datos fueron recopilados con anterioridad. En el informe que el Carlos III publicaba dos semanas antes, el 13 de agosto, se calculaba que un 60% de los diagnosticados en Asturias eran asintomáticos. Es decir, que un 40% presentaba sintomatología de Covid-19.

Otra de las particularidades que, a nivel general de España, destacó ayer Montero fue que la edad media de los contagiados es más baja respecto a la primera oleada, por lo que tanto la mortalidad como las hospitalizaciones están siendo inferiores a las de entonces. En Asturias, con una de las poblaciones más envejecidas del país, se realizan cribados mediante pruebas PCR en cada brote o foco de contagio, aunque sea un pueblo entero como fue el caso de Poo de Cabrales.

El último cribado fue precisamente en el Centro Polivalente de Recursos para Personas Mayores de Arriondas, en donde se detectó un primer positivo entre los residentes y, tras realizarse las pruebas PCR al resto de residentes y profesionales, otras dos personas mayores dieron positivo. Una de ellas tuvo que ser hospitalizada y, las otras dos, se encuentran en aislamiento en el Centro de Referencia Estatal para Personas con Discapacidades Neurológicas de Langreo. Tras detectarse el brote, también se suspendieron las visitas y paseos para proteger a los mayores de esta residencia.

Los datos de la pandemia en Asturias sumaban ayer 29 nuevos positivos. En los últimos siete días con datos oficiales, se han contado 253 nuevos casos. En todo caso, desde el pasado 26 de agosto, cuando se notificaban 48 positivos y cinco nuevos brotes -declarándose entonces la alerta naranja por riesgo alto de transmisión del virus en Parres, Cangas de Onís, Cabrales, Ribadesella y Llanes-, los casos han ido descendiendo hasta los 29 de ayer.

Los nuevos positivos diagnosticados desde el pasado 1 de julio, que ya se acercan al millar con 924 casos -829 en agosto-, presentan en su mayoría síntomas leves y están en aislamiento en sus casas. El pasado 26 de agosto se indicaba además que la edad media de las personas contagiadas se situaba entonces en los 39,3 años frente a los 62 años de la primera oleada.

La evolución de la pandemia en Asturias, que ha sido puesta como ejemplo en numerosas ocasiones, depende no sólo de la agilidad con la que se diagnostiquen y aíslen los casos positivos, sino también de la rigurosidad con que la ciudadanía adopte las medidas de seguridad para proteger a las personas mayores ante la Covid-19. Desde la Consejería de Salud se insiste, aparte del camplimiento de medidas como el uso de mascarilla, el lavado de manos o el mantenimiento de la distancia de un metro y medio como mínimo con personas con las que no se conviva, en que se eviten las aglomeraciones y las actividades sociales innecesarias. 

 

Comentarios

Las hospitalizaciones por coronavirus en Asturias se multiplican por seis en un mes