El coste laboral se desploma en Asturias pero sigue siendo el cuarto mayor del país

Las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social descendieron un 6,5 por ciento, hasta 659 euros en el Principado

Un trabajador en un andamio
Un trabajador en un andamio

El coste laboral de las empresas asturianas cayó en el segundo trimestre un 6,8 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, hasta 2.598 euros por trabajador y mes, debido al parón económico durante abril, mayo y junio por el impacto de la pandemia del COVID-19.

Según la encuesta trimestral del coste laboral (ETCL) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), este descenso refleja que los trabajadores acogidos a ERTE no han sido remunerados con salarios sino con prestaciones del SEPE y que las cotizaciones sociales han estado exoneradas en su mayor parte.

El Principado registró el cuarto mayor coste laboral entre las comunidades autónomas, sólo por detrás de Madrid (2.967 euros), País Vasco (2.859) y Navarra (2.782), mientras que la media nacional se situó en 2.433 euros tras desplomarse un 8,3 por ciento en relación al segundo trimestre del año pasado.

De los 2.598 euros de coste salarial en Asturias, el coste salarial (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos, todo medido en términos brutos) bajó un 6,9 por ciento, hasta 1.949 euros.

El coste salarial es el componente que más influye en el coste total en el que incurre un empleador por trabajador y mes.

Los otros costes no salariales, cuyo principal integrante son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, descendieron un 6,5 por ciento, hasta 659 euros.

La jornada laboral mensual pactada en las empresas asturianas fue de 150,3 horas, y la efectiva, de 111,3 horas, debido a un promedio de 39,5 horas no trabajadas.

Así, el coste laboral por hora efectiva trabajada se situó en Asturias en 17,52 euros, un 7,7 por ciento más en tasa interanual.

Los datos del INE también reflejan que las empresas asturianas tenían 1.025 vacantes, el 1,4 por ciento del total nacional.

En el conjunto del país, el coste laboral de las empresas se desplomó el 8,3 % en el segundo trimestre de este año, hasta los 2.443 euros por trabajador y mes, en la mayor caída de la serie debido al parón económico por la pandemia.

Así, el coste salarial se desplomó un 9,4 % en tasa anual, pasando de 1.992 a 1.804 euros brutos mensuales por trabajador, también el mayor descenso de la serie que arrancó en el año 2000, mientras que los otros costes disminuyeron un 5 %.

En esta última partida se incluyen las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que bajaron un 7,1 % por esas bonificaciones aprobadas en los ERTE relacionados por el COVID-19.

También se notó el impacto en el descenso del número de horas efectivas de trabajo en este trimestre, que cayó un 18,1 %, mientras que con esa menor cantidad de horas empleadas subió el coste por unidad un 11,9 %.

Otro reflejo del parón que supuso la pandemia se reflejó en la jornada semanal.

La media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, fue de 34,4 horas en el segundo trimestre, pero se perdieron, de media, 10 horas a la semana, de las cuales 5,2 no se trabajaron por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor, donde entran los ERTE.

El resto, 2,2 horas, fueron por vacaciones y fiestas disfrutadas, y 1,8 horas, por bajas por incapacidad laboral.

Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, detalla el INE, la jornada se redujo a 24,6 horas efectivas de trabajo.

En el mismo trimestre del año pasado esa pérdida total fue de 4,4 horas a la semana, lo que dejó una jornada efectiva por encima de las 30 horas.

Por sectores, la caída de los costes laborales fue mayor en los más golpeados por el confinamiento.

Así, la industria muestra el mayor descenso del coste laboral total y también del salarial este trimestre, con retrocesos del 9,6 % y el 11,6 %, respectivamente.

En los servicios, la caída del coste laboral fue del 8,2 %, y de los salarios, del 9,2 %. Por último, en construcción el trimestre terminó con descensos del 5,8 % en el coste total y del 5,5 % en el salarial.

Al detalle de actividades, hostelería, artísticas, recreativas y de entretenimiento, comercio, reparación de vehículos de motor y motocicletas registraron los mayores descensos.

Y por comunidades, el coste laboral bajó en todas, con Navarra, Región de Murcia y Madrid con los menores descensos, mientras que Baleares, Canarias y Cataluña registraron las mayores bajadas; informó EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El coste laboral se desploma en Asturias pero sigue siendo el cuarto mayor del país