La OMS insta a tomar como ejemplo la experiencia de Asturias en la gestión del Covid-19

La directora de Salud Pública del organismo, María Neira, señala que aún no se conocen la razones por las que la epidemia ha sido más fuerte en España


La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha advertido este viernes de que se está empezando a constatar un «exceso de mortalidad» en patologías no tratadas por la atención a la pandemia de la COVID-19.

«En los centros de Atención Primaria no se ha podido dar el seguimiento que se daba normalmente a otros tipo de enfermedades, sobre todo crónicas, y estamos a empezando a ver un exceso de mortalidad y una curva que seguramente nos dará sorpresas muy negativas», ha alertado.

Neira ha participado este viernes desde Ginebra en la videoconferencia «Prescripciones para una recuperación poscovid-19», organizada por el Instituto Asturiano de Administración Pública Adolfo Posada y que ha sido presentada por el presidente del Principado, Adrián Barbón.

La doctora asturiana ha incidido en la importancia de revisar el sistema de Atención Primaria para «ver lo que está pasando y qué capacidad tiene».

Neira ha añadido que el confinamiento impuesto para contener la expansión del nuevo coronavirus también ha generado un «impacto muy negativo» sobre la salud mental de las personas.

En relación a este asunto, ha incidido en que el aislamiento social «absoluto» de los mayores puede generar «depresión y desmoralización» en sus últimos años de vida.

Neira, quien ha recordado que ninguna crisis sanitaria había «cerrado un planeta» con «confinamientos agresivos» como ha ocurrido con la COVID-19, ha pedido que en los momentos «excepcionales» en los que nos encontramos se reflexione para que las medidas que se tomen «sean las acertadas».

«Los que creen que podemos volver a la normalidad como antes creo que se equivocan», ha asegurado al tiempo que ha explicado que el impacto que ha tenido sobre la economía «no va a permitir a volver a los patrones y estilos de vida que teníamos».

La responsable de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS ha remarcado que las vacunas contra el nuevo coronavirus «van a llegar» porque nunca en la historia se había producido una carrera «con competencia positiva» para lograrlo, aunque ha incidido en que «resolverá parte del problema no en unos meses, sino escalonadamente».

Al respecto, ha valorado que la pandemia haya generado un intercambio de información y protocolos y «cooperación» entre países que no tiene precedentes.

Neira ha explicado que la crisis ha evidenciado que las ciudades con mayores índices de contaminación han sido golpeadas de forma «más severa» por la pandemia, por lo que ha defendido una «rápida» transición a una energía limpia y no contaminante.

«La transición a una energía limpia es una cuestión de salud fundamental. Hay muchas oportunidades de negocio, no es una cuestión idealista», ha recalcado.

Además de abogar por una producción sostenible que reduzca el uso de pesticidas, ha apostado por fijar «muros de protección verdes» y por una planificación urbanística «saludable que puede generar muchos empleos».

«El día que nos quitemos la mascarilla lo menos que podemos hacer es respirar aire que no nos mate», ha resaltado antes de recordar que cerca del 60 por ciento de últimas epidemias son de origen animal.

La doctora ha explicado que aún «no se han detectado» las razones por las que España tiene una situación epidemiológica «tan distinta» a los países de su entorno, a pesar de que su población «ha sido muy disciplinada» con las medidas «probablemente mas restrictivas del mundo».

En este punto, ha recomendado pensar en qué se ha fallado y también ha recalcado la importancia de contar con una estrategia que tenga una finalidad «inteligente».

En relación a la situación más favorable de Asturias, ha planteado que ponga su experiencia al servicio de los demás dado que partía con «todos los boletos para ser el ganador negativo», por su población tan envejecida, y consiguió que los resultados fueran «menos graves».

Por su parte, el presidente del Principado ha señalado que «no hay éxito», ante el número de fallecimientos producidos, sino «mucho trabajo de mucha gente que lo está haciendo muy bien».

«Esta segunda ola viene fuerte y tenemos que aplanar la curva», ha comentado antes de lanzar un «toque de esperanza» para afrontar la reconstrucción de la comunidad.

Además de lamentar que aún existan mensajes negacionistas sobre el virus, ha vuelto a pedir a los ciudadanos que «aúnen todos los esfuerzos» para luchar contra la COVID-19; según recogió EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La OMS insta a tomar como ejemplo la experiencia de Asturias en la gestión del Covid-19