Rescate contrarreloj de las ballenas piloto varadas en Asturias

Han sido en torno a los 17 ejemplares de calderón tropical los que se quedaron atrapados en la costa pese a la ayuda que los vecinos trataron de ofrecerles

;
Liberación de varios calderones varados en la playa de Morís, en Carreño Agentes del Medio Natural, efectivos del Centro de Experimentación Pesquera, Policía Local, Guardia Civil, Salvamento Marítimo, personal de la Dirección General de Pesca Marítima y también vecinos de la zona han estado trabajado en el dispositivo

Redacción

Durante la jornada de ayer en Carreño se vivió una situación inusual en la zona, algo que, según los expertos, hacía años que no ocurría. Unos 17 calderones tropicales, también llamados ballenas piloto, quedaron varados en la costa asturiana, agonizando y sin poder regresar al mar. La ayuda humana no se hizo esperar y, tras conocer la situación, varios vecinos se acercaron a la zona para tratar de ayudar a los cetáceos. Apenas una jornada atrás en la playa de Arra, en Ribadesella, se halló un rorcual de dos toneladas.

El Principado ha puesto en marcha un dispositivo de rescate en la playa de Morís, en el concejo de Carreño. Desde la mañana del lunes, y tras la alerta del avistamiento, los miembros del operativo trataron de que los calderones regresaran mar adentro, pero no fue posible y, ante la falta de buenas condiciones lumínicas, se suspendió la operación. Según recogió Europa Press, a primera hora de este martes volvió a reactivarse el dispositivo, tanto desde tierra como por mar, y se comprobó que varios ejemplares lograron regresar al agua, aunque permanecen cerca de la costa, por lo que los trabajos se han centrado en evitar que vuelvan a la playa, mediante una barrera disuasoria con varias embarcaciones. También fueron hallados nueve ejemplares muertos, a los que se les practicará la necropsia.

El dispositivo, coordinado por el Gobierno de Asturias, a través de la Consejería de Medio Rural, cuenta con la participación de técnicos y agentes del Medio Natural, miembros del Centro de Experimentación Pesquera, Policía Local, Guardia Civil y Salvamento Marítimo. También los vecinos de la zona han prestado su colaboración.

A pesar de encontrarse en un lugar de difícil acceso, en la zona de El Tranqueru, los efectivos del Principado y los vecinos de la zona intentaron devolver a los animales al mar y lucharon con fuerza por intentar salvarles la vida, aunque por desgracia todos sus esfuerzos no han sido suficientes.

Lograron que algunos de los ejemplares regresasen al mar, aunque finalmente volvían a varar en otro punto de la playa, aunque a pesar de eso los esfuerzos de los vecinos no cesaron. Sin apenas visibilidad al anochecer, y apenas con la ayuda de algunas linternas del teléfono móvil, intentaban sin cesar poder salvar a alguna de las ballenas.

Hacia la noche, se personaron en el lugar para ayudar una pareja de la Policía Local de Carreño, aunque poco más pudieron hacer que ayudar a los voluntarios que ya habían bajado por voluntad propia al arenal. Tanto en la zona como en redes sociales se comentaba la situación por la que este varamiento masivo podría haberse dado, y muchos apuntan a una posible desorientación. Otros también opinan que quizás los animales se encontraban heridos, puede que de los propios golpes contra las rocas al haber varado, y que por ese motivo volvían a dejarse llevar por la marea para varar de nuevo cuando los vecinos lograban devolver al mar a alguno de ellos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Rescate contrarreloj de las ballenas piloto varadas en Asturias