Los motivos por los que fracasó el anterior intento de fusión entre Liberbank y Unicaja

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

Manuel Menéndez, Consejero Delegado de Liberbank, y Manuel Azuaga, presidente de Unicaja
Manuel Menéndez, Consejero Delegado de Liberbank, y Manuel Azuaga, presidente de Unicaja

La entidad asturiana y la andaluza se dan una segunda oportunidad y confirman nuevas negociaciones

05 oct 2020 . Actualizado a las 22:36 h.

La historia de Liberbank y Unicaja es la de un matrimonio de conveniencia que se anuncia pero que no acaba de concretarse. La crisis económica de 2008 modificó por completo el panorama bancario español y la principal consecuencia fue la desaparición de las antiguas cajas de ahorros. A partir de ahí, los bancos resultantes de esas primeras fusiones -Liberbank es uno de ellos- siguieron cortejándose con la intención de ganar tamaño y poder así cumplir los requisitos exigidos por los reguladores y competir en un mercado cada vez más agresivo. Y la presión ha caído, hasta ahora, principalmente en entidades de tamaño medio como la asturiana y la andaluza. De hecho, el año pasado negociaron durante cinco meses un acuerdo que se dinamitó en el mes de mayo. El motivo principal, el reparto de poder en la nueva entidad resultante. El anuncio de que se retoman los contactos es un primer paso para que ese noviazgo con altibajos se consolide.

Aunque la palabra más utilizada es la de fusión, lo cierto es que en la práctica sería más bien una absorción por parte de Unicaja a Liberbank. De hecho, y pese a las dudas iniciales, en las conversaciones de 2019 ya se había acordado que el nombre de la futura entidad fuera el de Unicaja y que la sede del banco se fijase en Andalucía. Los directivos de la sociedad malagueña alegaron su mayor tamaño para imponer un punto que, en principio, estaba acordado.

Sin embargo, y a pesar de que la negociación estaba encarrilada, el reparto accionarial fue el detonante de la ruptura. Así lo reconoció Liberbank en un hecho relevante emitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). «No se ha alcanzado un acuerdo en cuanto al eventual reparto accionarial en la nueva entidad, por lo que el consejo de administración de Liberbank ha decidido por unanimidad dar por finalizados dichos contactos».