Alsa denuncia nuevos daños en su flota durante la segunda jornada de huelga

Se trata de desperfectos en 13 vehículos que se suman a los que han sido atacados desde el pasado jueves, un total de 40 vehículos de la compañía y 12 de terceras empresas

Autobuses de Alsa
Autobuses de Alsa

Redacción

Alsa Asturias ha denunciado la rotura de lunas en diez de sus autobuses y el sabotaje de otros tres en la zona de Vegadeo al iniciarse la segunda jornada de la huelga indefinida convocada por la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) en Asturias, ataques de los que se ha desmarcado el sindicato, que ha hecho un llamamiento a la negociación.

Los servicios mínimos, del 25 por ciento en las rutas con origen y destino dentro del Principado, y del 50 por ciento para los trayectos interregionales o nacionales de largo recorrido, se están cumpliendo esta jornada «a duras penas», según la compañía de transportes, y «sin problemas», según el sindicato convocante, que ha reconocido que de la dirección están cumpliendo con los mínimos marcados desde el Consorcio de Regional de Transportes y el Ministerio de Fomento.

«No están intentando hacer trampas ni colar servicios que lleven a enfrentamientos», ha afirmado un portavoz de la CSI, Juan Corte, que ha instado a la empresa a retomar el diálogo y que ha incidido en que desde su sindicato están en contra de cualquier acto vandálico. Según Alsa, entre las cinco y las nueve de la madrugada, nueve vehículos de su flota sufrieron la rotura de lunas, la mayoría de ellos cuando se encontraban circulando con pasajeros en su interior, y que también sufrieron desperfectos otros tres autobuses de otras compañías.

En la zona de Vegadeo, se intentó incendiar un autobús, en otro se destrozó la máquina de autocobro y en un tercero echaron alguna sustancia en el depósito de combustible para impedir que arrancasen. En el balance de daños, Alsa Asturias asegura que desde el pasado jueves han sido atacados 40 vehículos de la compañía y doce de terceras empresas.

Alsa mantiene que el paro está siendo secundado hoy por 44 (uno menos que ayer) de los 750 trabajadores que están convocados a esta huelga, mientras que desde la CSI se mantiene que el seguimiento es masivo y que hasta los conductores incluidos en los servicios mínimos se unen a los piquetes informativos cuando concluyen sus servicios. La CSI convocó esta huelga en solitario para reclamar que Alsa reabra las taquillas en las principales estaciones de bus de Asturias y rechazar los ajustes de frecuencias que, según este sindicato, está llevando a cabo amparándose en la pandemia del coronavirus.

Las colas que se produjeron ayer a lo largo del día en las grandes estaciones de la compañía al desconocer muchos viajeros que se iniciaba una huelga, han desaparecido hoy porque, según los convocantes, la gente ha optado por otros medios de transporte para desplazarse. Alsa, que ha incidido en que se trata de una huelga unilateral de la que se han desmarcado CCOO y UGT, ha pedido el apoyo de las fuerzas de seguridad y del Gobierno regional para tratar de evitar ataques o actos vandálicos, y la Corporación Asturiana del Transporte (CAR) ha señalado que el sector del transporte de viajeros por carretera estudia un cierre patronal por la falta de seguridad para los usuarios, los empleados y las condiciones generales de la circulación tras la convocatoria de huelga en Alsa.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Alsa denuncia nuevos daños en su flota durante la segunda jornada de huelga