«Hay diferencias de precio de hasta el 200% en función de donde compres la mascarilla»

Marcos Gutiérrez ASTURIAS

ASTURIAS

Mascarilla KN95
Mascarilla KN95 iStock

Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores, explica que una familia media asturiana gasta como mínimo 100 euros al mes en estos productos de protección frente a la COVID 19

19 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las mascarillas nos acompañan, por suerte y por desgracia, desde hace meses. Universalmente están consideradas como la más básica y eficaz herramienta con la que contamos ahora mismo para protegernos de la COVID 19. Sin embargo, las tasas que pesan sobre ellas elevan su coste de venta al público hasta niveles no fácilmente alcanzables por un elevado porcentaje de la población. Asimismo, muchos colectivos dudan de la eficacia real de algunos de los modelos que están al alcance del consumidor, por lo que piden de manera inmediata un marco regulatorio claro y amplio que asegure su calidad y seguridad.

El presidente de la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), Dacio Alonso, considera que el uso de mascarillas «es una obligación legal, pero no hay el marco normativo de etiquetado, información y control que garantice la certeza de que lo que compramos se ajusta a lo que se  nos exige». En este sentido destaca que «Consumo está planteando una orden ministerial para regular todo esto».

El objetivo de esta futura norma es, por un lado, ampliar el alcance y contenido de la Orden SND/354/2020, de 19 de abril, por la que se establecen medidas excepcionales para garantizar el acceso de la población a los productos, establecer una definición clara de mascarilla higiénica o cobertor facial comunitario, así como uso previsto del producto y sus requisitos de comercialización, de cara a que las personas consumidoras tengan una información clara sobre qué tipo de mascarillas están adquiriendo y cuáles son sus principales características.