El juez respalda la suspensión de un casquista y afianza la directiva de Moriyón

El secretario general de Foro, Adrián Pumares califica de «desesperado intento de controlar» a la formación la judicialización de la división interna con los partidarios del exministro

El portavoz de Foro en el parlamento asturiano, Adrián Pumares
El portavoz de Foro en el parlamento asturiano, Adrián Pumares

Francisco Álvarez-Cascos perdió una batalla judicial contra el partido del que fue fundador, al estimar el juez los argumentos de Foro a la hora de supender a uno de los dirigentes fieles al exministro, Jorge Fernández por incompatibilidad de cargos entre su puesto como consejero de la RTPA y un asiento como vocal en la comisión directiva del partido. El secretario general del grupo Adrián Pumares, señaló que con esta decisión, «la justicia ratifica la legitimidad de la comisión cirectiva de Foro presidida por Carmen Moriyón, algo que todos los militantes teníamos claro» y añadió que se trataba de una maniobra, que calificó de «desesperado intento» por parte de Cascos por «controlar» a la formación.  Cascos mantiene con Foro un largo conflicto que ha llegado a los tribunales respecto a la gestión de los fondos del partido y su uso para pagos personales.

A través de un comunicado, Pumares advirtió de que «los que pretenden boicotear las decisiones de la comisión directiva democrática, legítima y legalmente constituida, deben decidir si acatan y respetan las decisiones judiciales, o si optan por permanecer fuera de la legalidad y del partido» y añadió que «esta victoria judicial de Foro Asturias es la primera de muchas, puesto que el intento de judicializar la política sin base jurídica alguna tiene un recorrido muy corto».

Cascos niega que pasara gastos personales al partido y exhibe una licencia de pesca como prueba

L. Ordóñez
Francisco Álvarez Cascos muestra una licencia de pesca
Francisco Álvarez Cascos muestra una licencia de pesca

El fundador de Foro declara durante cuatro horas ante la querella por apropiación indebida y afirma que la denuncia tiene un origen político

Francisco Álvarez-Cascos, el hombre que lo fue casi todo en política, desde secretario general del PP, vicepresidente del Gobierno de España y también breve presidente de Asturias con una candidatura apoyada por un partido creado a su imagen y semejanza, compareció este miércoles durante alrededor de cuatro horas en los Juzgados de Oviedo para responder a la querella por apropiación indebida y administración desleal presentada por el grupo que él mismo fundó hace casi una década. Álvarez-Cascos respondió a todas las preguntas que le plantearon desde el abogado de Foro, que le ha demandado, las de su propia defensa, de la magistrada y de la Fiscalía durante cuatro horas. La larga comparecencia se prolongó aún casi una hora más para que fuera leída íntegramente antes de que la firmara. Después, a la salida y a preguntas de la prensa, exhibió un documento de una licencia de pesca como ejemplo de que las acusaciones de que había pasado gastos personales a las cuentas del partido eran infundadas.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El juez respalda la suspensión de un casquista y afianza la directiva de Moriyón