Descubre la Vía Carlomagno, con la que Asturias espera atraer miles de visitas

L.O.

ASTURIAS

El itinerario cultural europeo reconoce el vínculo del antiguo reino de los astures y sus embajadas al emperador, hace 1.200 años

20 oct 2020 . Actualizado a las 11:36 h.

Hace 1.200 años el reino de Asturias, bajo la monarquía de Alfonso II, envió tres embajadas al imperio de Carlomagno, fue la entrada de Asturias en lo que hoy llamaríamos la comunidad internacional, siendo el emperador defensor de la fe cristiana, además. «Tres embajadas hace 1200 años son muy distintas que tres viajes en avión hoy en dia», destaca el profesor de Economía José Alba para resaltar la relevancia de ese primer vínculo con el imperio de un reino, en la esquina oeste del mundo conocido, no demasiado grande pero que compartía mapa con gigantes como Bizancio, La India y la casi legendaria China en el extremo oriente. Por ser un reino soberano y no una marca de su dominio, la rama asturiana es la única que sale de los límites fronterizos del Sacro Imperio Romano Germánico dentro de los itinerarios culturales reconocidos por la Unión Europea en su iniciativa de la Vía Carlomagno.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Aunque ya lleva un año y medio aprobada, la Vía Carlomagno y su relación con Asturias presentó sus iniciativas este lunes al presidente de la Junta General, Marcelino Marcos, quien recibió al presidente del Consejo Asturiano del Movimiento Europeo (CASME), Leopoldo Tolivar. Dentro del grupo, Alba señaló que la vía europea más conocida, el Camino de Santiago, tiene un trazado en el que «todos van hacia un punto», mientras que la de Carlomagno «tiene una lógica complementaria, no competitiva y que parte desde Aquisgrán hacia varios puntos, hacia Roma, Riga, Burdeos, a la marca hispánica. Pero también, y gracias entre otros al empeño de Jonás Fernández, hay una más que llega hasta Oporto siguiendo el Camino de Santiago y que hace una disgregación hacia Oviedo». El profesor de Economía señaló que Navarra le saca mucho partido con Roncesvalles y que al tramo asturiano «hay que darle contenido y potenciarlo».

«El papel del reino de los astures en ese cuadro europeo se beneficia precisamente de esa traslación del centro del Imperio hacia el norte. La Península Ibérica quedaba convertida en zona fronteriza entre dos grandes áreas de civilización, y en ella se daban las circunstancias propicias para la constitución de nuevos poderes. Uno de ellos es el que se concreta al norte de la Cordillera Cantábrica, en la tierra de los astures»; destaca el profesor de historia Miguel Calleja en una conferencia ofrecida en el Ridea a propósito de los encuentros de las embajadas con Carlomagno. Calleja destaca que en el momento en que el emperador falla en Roncesvalles la situación del reino astur no es buena, sufre ataques musulmanes que llegan al mismo Oviedo y Alfonso II busca alternativas, la primera llegada a Touluse es una petición de ayuda, la segunda, en el 798, con un legado de nombre Fruela, «llegó hasta el propio emperador en su residencia de Herstal, ya mucho más al norte».  El texto de los anales escritos en la abadía de Lorsch «se recrea en la magnificencia del regalo que portaba, una tienda de admirable belleza» destaca Calleja quien añade «algunos meses más tarde, los mismos anales anotan nuevamente la visita de otra embajada14. Parece repetir el ya citado Fruela, u otro personaje homónimo. Y de nuevo portan regalos, que ahora se aclara que procedían de la campaña militar sobre Lisboa  Pero quien parece encabezar esta legación es otro personaje, de nombre Basilisco, que ha sido identificado con un importante teólogo del reino astur»; y es que las alianzas de carácter teológico dominaban muchas de las relaciones diplomáticas y Asturias estaba enfrentada con el obispo de Toledo.

Alba llamó a pensar en el gran número de actividades que se pueden vincular a la Vía Carlomagno en Asturias. «Tengo experiencia con franceses que vienieron y quedaron sorprendidos porque aquí hay 13 monumentos de esa época y en Francia sólo hay tres». 

«Lo que parece indudable es que entre ambas cortes hubo contactos con cierta asiduidad en las inmediaciones del 800, y que en la propia corte carolingia no se consideraban de entidad menor», destaca Calleja quien resalta que. «Eginardo cita muy pocos embajadores, y a los astures los sitúa los primeros, luego los irlandeses, los bizantinos y los abasíes. En sentido contrario, es clara la llegada de escritos desde el mundo carolingio al reino asturiano, y no es inverosímil que hayan venido de la mano de algunos influyentes personajes. En cualquier caso, durante un tiempo los contactos son innegables».

Según citó Efe, el presidente de la Junta General del Principado, Marcelino Marcos Líndez,  trasladó a Leopoldo Tolivar la posibilidad de que el parlamento colabore en el impulso a la Vía Carlomagno en Asturias con la organización de alguna conferencia para promocionar esta ruta cultural. Líndez ha hecho esta propuesta durante la reunión que ha mantenido con Tolivar para conocer los los proyectos divulgativos que está llevando a cabo la asociación que preside, filial del Consejo Federal del Movimiento Europeo, y de los planes de futuro de actividad de la entidad. Además se ha estudiado la posibilidad de que la Junta pueda acoger en el futuro alguna actividad de la asociación, que aboga por contribuir al establecimiento de una Europa unida y federal basada en el respeto a los derechos humanos, la paz, la democracia, la libertad y la participación ciudadana.