Asturias realizará el jueves el primer examen de la fase dos

Barbón dice comprender las quejas de la hostelería pero advierte de que se trata de evitar cierres totales o toques de queda

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, preside la reunión semanal del Consejo de Gobierno
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, preside la reunión semanal del Consejo de Gobierno

El jueves se cumplirá la primera semana de vigencia de la Fase 2 modificada que se ha declarado en Asturias y será ese momento el primer alto en el camino tras siete días para hacer balance los primeros efectos; será en una reunión del Principado con la Delegación del Gobierno y los ayuntamientos. El objetivo a quince días es rebajar la tasa de incidencia del coronavirus en Asturias cien casos por cada 100.000 habitantes. No será fácil, actualmente, según afirmó el presidente asturiano Adrián Barbón, la comunidad tiene una tasa de 247, la media de España está en 312 y hay comunidades que superan los mil. 

La medidad de la Fase 2 son casi todas recomendaciones aunque hay restricciones específicas como la prohibición de servir en barra en la hostelería o límite máximo de seis personas en las mesas. En general la petición del Principado a la ciudadanía es que se autoconfine en la medida de lo posible y reduzca muchísimos sus contactos. Pero es precisamente porque la hostelería resulta la más afectada por lo que ha generado mayores críticas en un sector que se siente ahogado desde la primavera. Barbón señaló que comprendía las críiticas, defendió que la mayoría de los profesionales cumplía las normas «con rigor»y, sin embargo, indicó que en las reuniones sociales y privadas es «donde todos bajamos las defensas, nos acercamos más y nos quitamos la mascarilla», provocando más contagios.

En este sentido, el presidente asturiano señaló que estas primeras medidas deben mantenerse para evitar aplicar otras más drásticas. «Debemos observar a otras comunidades y otros países, tomar su experiencia para tratar de frenar, para no llegar a ese nivel, porque hay  donde se ha prohibido la actividad de la hostelería y se ha establecido incluso un toque de queda». 

Antes del primer examen de la Fase 2, el jueves, los cierto es que tendrá lugar otra cita importante, el miércoles cuando se reúna Consejo Interterritorial de Salud y establezca, como es previsible, unos criterios comunes a las comunidades para nuevas restricciones. El borrador  del gobierno calcula esos niveles en dos bloques con variables. El primero mide la transmisión del virus y se tiene en cuenta la incidencia por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, en los últimos 7 días, la tasa de positividad (el porcentaje de positivos respecto al número de PCR realizados), la trazabilidad y el número de mayores de 65 años afectados. En el segundo bloque se sitúa la presión asistencial, para lo que tiene en cuenta el número de camas utilizadas en planta y en las UCI.

En función de esos datos, el Gobierno establece cuatro niveles de riesgo: extremo, alto, medio y bajo, y las medidas que las comunidades deben tomar en cada caso. Con estas variables en cuenta, Asturias estaría en riesgo medio, junto con otras cinco comunidades. Solo Cantabria y Galicia estarían en riesgo bajo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias realizará el jueves el primer examen de la fase dos