Vía libre para el toque de queda en Asturias

La aprobación del estado de alarma por parte del Consejo de Ministros supone implantar la medida. Barbón asegura que «es una declaración necesaria, fundamental para hacer frente al empeoramiento de la situación»

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón

Redacción

A Adrián Barbón no le gusta el término toque de queda. El presidente del Principado prefiere hablar de «restricciones a la movilidad nocturna». En cualquier caso, los efectos para la ciudadanía son los mismos, la prohibición de circular por las calles sin un motivo justificado durante un lapso de tiempo concreto. El Principado quiere que estas limitaciones sean en Asturias de 00.00 a 6.00 horas y, aunque en un primer momento había pedido un informe jurídico al TSJA para garantizar la legalidad de la medida, el hecho de que el Consejo de Ministros acabe de aprobar la declaración del estado de alarma despeja el camino para que el Ejecutivo regional pueda llevar a cabo sus intenciones. De hecho, el estado de alarma ya entra en vigor esta tarde, por lo que la restricción ya es efectiva y obligatoria en todo el país, salvo en Canarias.

La aprobación del estado de alarma acaba de producirse, por lo que el Principado todavía no ha aclarado cuáles serán sus pasos a seguir y si modificará la medida nacional de que el toque de queda sea de 23.00 a 6.00 horas. Las autonomías tienen flexibilidad para modificar este horario, por lo que, salvo que el Ejecutivo autonóico haya cambiado de idea desde el viernes, en Asturias será de 00.00 a 6.00 horas. Mientras tanto, ya está en vigor el cierre perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés -con matices a las zonas que afectan las medidas en cada uno de los concejos-. Además, desde el sábado los comercios deben cerrar a las 22.00 y la hostelería a las 23.00 horas.

Estado de alarma hasta abril 

El estado de alarma se aprueba, en un principio, por un periodo de 15 días. A partir de ahí, será el Congreso de los Diputados el que deba refrendar las prórrogas. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quiere alargar la medida hasta el 9 de mayo, según han confirmado fuentes de Moncloa a TVE.

Este nuevo estado de alarma, el segundo declarado a nivel nacional en esta pandemia, permitirá establecer restricciones más duras para hacer frente a la pandemia pero no implica necesariamente un confinamiento domiciliario estricto como el que se produjo en la primera ola de la pandemia. Aunque sí es la herramienta necesaria para, en caso de que la pandemia se descontrole, poder decretarlo.

El nuevo decreto establece el toque de queda desde las 23 horas hasta las 6 de la mañana, con cierta flexibilidad para que las autonomías lo adapten a su propia situación. La intención de Asturias es que sea desde las 00.00 hasta las 6.00 horas. También permite a las comunidades cerrarse si lo consideran oportuno, es decir, prohibir la entrada o salida de ciudadanos de sus fronteras. La decisión final en este sentido depende de los Gobiernos regionales.

El Gobierno cuenta con el apoyo de los nacionalistas vascos y catalanes y de Ciudadanos, por lo que previsiblemente no tendrá problemas para sacar adelante la medida. Otra cosa es que se ponga de acuerdo sobre si se aprueba hasta abril o si es necesario hacerlo con votaciones intermedias.

Barbón defiende la medida

En su Facebook, Adrián Barbón ha analizado la declaración de estado de alarma. Tras recordar que «sólo el Gobierno de España la puede aprobar y el Congreso de los Diputados prorrogar» la medida, el presidente del Principado ha señalada que Asturias fue una de las pocas comunidades que en mayo pidió que se prorrogara la situación. «Nuevamente Asturias ha sido de las primeras comunidades autónomas que ante el empeoramiento de los datos y la necesidad de tener la cobertura jurídica necesaria para hacer frente a la pandemia, solicitó una nueva declaración del estado de alarma», ha apuntado.

En opinión del líder del Ejecutivo «es una declaración necesaria, fundamental para hacer frente al empeoramiento de la situación y frenar los dos elementos que explican la nueva ola de contagios: la movilidad y el elevado número de contactos estrechos». «Tenemos que doblegar la curva. Tenemos que frenar los contagios, evitar nuevas hospitalizaciones y salvar vidas. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar un nuevo confinamiento en las casas», ha aseverado Barbón.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Vía libre para el toque de queda en Asturias