Agotadas las bolsas de empleo de sanitarios de Asturias

Carmen Liedo REDACCION

ASTURIAS

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado J.L. Cereijido

Salud tiene contratados 1.700 profesionales más que hace un año. El Principado ve necesario atraer médicos y enfermeras de otras comunidades

27 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las bolsas de empleo de las especialidades médicas y de enfermería están agotadas. Pablo Fernández Muñiz, consejero de Salud del Principado, lo reconocía hace unos días ante la demanda de refuerzos de personal de los profesionales sanitarios. El mismo aseguraba que uno de los problemas que tiene la región actualmente en este ámbito y como consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19 es que «ya se han contratado a todas las personas que había disponibles en las bolsas de empleo», y especificaba que era la situación «en la categoría de enfermería y en prácticamente todas las especialidades médicas».

Aportando datos, Fernández Muñiz ha concretado que el personal del SESPA está integrado actualmente por, aproximadamente, 1.700 profesionales más que hace un año, razón por la cual las bolsas de empleo están vacías. Eso implicará, según ha dicho, que haya que reorganizar a partir de ahora el sistema sanitario regional para reformar aquellos puntos donde sea más necesario. Así, ha manifestado, se priorizará «todo lo que tenga que ver con lo más urgente y la atención de pacientes COVID».

El consejero de Salud ve necesario, además, atraer personal de otras comunidades autónomas para posibilitar los refuerzos en este ámbito. Según ha trasladado, Asturias en los últimos meses ha sido una región atractiva para los profesionales sanitarios, «que no sólo ven que aquí hay algo más de seguridad, sino que pueden tener un futuro profesional», manifestaba Pablo Fernández que, a su vez, ponía sus expectativas en que «ese efecto permanezca» para atraer a médicos y enfermeras «porque es una necesidad». Los procedimientos de traslados que tienen lugar cada seis meses también los consideró una oportunidad para que lleguen profesionales sanitarios a nuestra comunidad autónoma.