Desde hoy miércoles, Asturias echa el candado en buena parte de su actividad económica, en toda aquella que no gozó de la consideración de esencial dentro de la resolución recogida la tarde ayer en el BOPA y que amplía las restricciones impuestas por el Principado tras la evolución de la pandemia en las últimas semanas. Tras ver denegada su petición de que se establezca un nuevo confinamiento domiciliario, el Principado ha aprobado una ampliacion del toque de queda nocturno, que ahora empieza a las 22.00 horas, y la clausura de varias actividades, hostelería, el ocio, espectáculos y acontecimientos deportivos y culturales, así como las compras en grandes superficies y muchos pequeños comercios; además de la supresión de la docencia presencial en la Universidad.

El impacto de todas estas medidas será «intenso» aunque casi imposible de calcular, según apuntó el director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Alberto González. La patronal mantuvo un encuentro con el gobierno autonómico en la mañana del martes en la que solicitaron una limitación en la medida de lo posible de la reducción de los sectores afectados y en la que también solicitaron que las ayudas que anunció el Ejecutivo autonómico se concreten ya sea con medidas de índole fiscal o con prestaciones directas para quienes tienen que bajar la persiana desde este miércoles, por ejemplo destinando al sector turístico los fondos previstos para campañas de promoción.

«El impacto es muy directo sobre algunos sectores clave para el entorno empresarial de Asturias, lógicamente la hostelería, turismo o el comercio», destacó González quien en todo caso, llamó a no perder de vista «la situación de atonía general de la economía española y mundial». Como un efecto bola de nieve, las repercusiones de los parones no se limitan a la actividad comercial más cercana sino que, junto a lo que pueda ocurrir en otros territorios, las reacciones indirectas pueden llegar a los sectores que mantienen su actividad, como la industria.

En este sentido, el dirigente de FADE recalcó que «habría que tener en cuenta los efectos mutiplicadores, ¿qué parte de lo que vende de menos el comercio se debe al cierre o a que caiga el consumo porque hay una propensión al ahorro?». La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha estimado un descenso del PIB de Asturias del 5,4 por ciento en el tercer trimestre del año en comparación con el mismo período del ejercicio anterior, un comportamiento mejor que la bajada del 8,7 por ciento para el conjunto de España, según recogió Efe. Así, en relación al segundo trimestre del año, la Airef considera que el PIB asturiano creció un 18 por ciento, por encima del 16,7 % de la media nacional. Se trata del quinto mayor crecimiento en el tercer trimestre del año pero incluso con ese repunte no se alcanzan las cifras del año pasado.

En la reunión de este martes, el vicepresidente asturiano Juan Cofiño aseguró que «vamos a optimizar todo lo que sea posible la puesta en valor de los recursos presupuestarios de que disponemos», tras incidir en que esos fondos irán acompañados de otras medidas de índole fiscal y para favorecer el acceso a los créditos ICO, a las ayudas estatales y a la tramitación de ertes. E insistió en que se trata de «conjugar» todas las medias posibles de ámbito estatal, municipal y autonómico, incluidas las subvenciones, «para que haya cierto colchón social y económico».

¿Qué margen tiene Asturias para ofrecer ayudas en un contexto, además, en el que acaba de iniciar las negociaciones para la aprobación del presupuesto del año próximo?

A juicio de los empresarios, según indicó Alberto González, «la forma más inmediata de facilitar una ayuda a una empresa es evitar que salga dinero de caja, si es posible y se condona lo que sea factible, o se rebaja o se difiere el pago de impuestos, estás ayudando de forma importante» y añadió que muchas tasas son de competencia municipal pero que «también cabe la posibilidad de que el Principado eche una mano en ese sentido».

A todo ello sumó la importancia de que se sumen ayudas directas. En las conversaciones de este martes, la patronal planteó que a los fondos estatales se unan iniciativas como «por ejemplo, en turismo, aquellos recursos que estaba previsto que se emplearan en campañas de promoción que se pasen inmediatamente a ayudas directas al sector. Y que de cara al presupuesto del año próximo se doten suficientemente sabiendo la situación a la que se van a ver sometidos durante gran parte del año, ayudas que permitan compensar en parte la pérdida de ingresos que van a sufrir». A más largo plazo reclamó que se preparan ayudas a la digitalización en comercio y turismo, con nuevas campañas de promoción para este último sector. 

De forma paralela a este encuentro tuvo lugar la primera ronda de reuniones entre e gobierno asturiano y los grupos parlamentarios para la negociación del presupuesto. los primeros fueron los representantes de Izquierda Unida y, al respecto, su coordinador Ovidio Zapico, pidió la inclusión en las cuentas de un «potente fondo de rescate», algo que fue aceptado por los socialistas.

«Está todavía por definir, pero sí hemos puesto encima de la mesa esa necesidad de ese fondo de recuperación y el Gobierno ha sido receptivo porque yo creo que también entiende de la difícil situación del momento y que tiene que ser la medida sin duda estrella del presupuesto y que tiene que estar incluida, sí o sí», señaló Zapico.

El presidente de FADE, Belarmino Feito, aseguró, según recogió EFE, que no hay «nada que discutir» sobre las restricciones que se aplicarán desde este miércoles en Asturias dado que son medidas sanitarias, pero reclamó agilizar ayudas para los sectores afectados. «Somos conscientes de que la situación es impredecible, pero tampoco prevemos que esta situación se solvente en el corto plazo ni se puede pensar que este problema vaya a estar resuelto en Navidad o que vaya a haber una Semana Santa normal», añadió Feito.

Así, además de iniciativas para que las empresas puedan acogerse «de inmediato» a las ayudas que se establezcan una vez que entre en vigor el cierre de quince días, ha pedido que se trabaje con un horizonte más largo.

Como ejemplo ha planteado que los ERTE se prolonguen hasta julio en lugar de tener que renovar su vigencia cada tres meses o que se amplíe el periodo de carencia y amortización de los créditos ICO que algunas empresas deben empezar a pagar ya en marzo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias despierta con un nuevo cierre económico: los empresarios piden rebajar o condonar impuestos