La compra anticipada de pescado y marisco, frenada por el coronavirus

La incertidumbre sobre las reuniones familiares de cara a navidad y el azote económico de este año ha provocado que las ventas disminuyan

Venta de pescado y marisco en el mercado de El Fontán, en Oviedo
Venta de pescado y marisco en el mercado de El Fontán, en Oviedo

Se acerca la Navidad y con ella el aumento en las compras de pescados y mariscos. Los más previsores aprovechan estos días para comprar y congelar los productos antes de que empiece diciembre y suban los precios. No obstante, la incertidumbre sobre las reuniones familiares para Nochebuena y Fin de Año ha provocado que las ventas no sean las habituales.

Los comerciantes del mercado de El Fontán, en Oviedo, coinciden en que estas navidades serán más flojas que el resto. A pesar de que el cierre de la hostelería les ha «beneficiado», no esperan grandes metas para el tramo final de este atípico año. «Se nota que los bares están cerrados y la gente consume en casa, sobre todo de cara al fin de semana», explica Manuel Rodríguez, dueño de Pescados Paco. Lamenta que «el consumo ha bajado mucho» y asegura que su objetivo es «vender día a día» porque no ven una campaña navideña al uso.

La incertidumbre sobre qué restricciones habrá en navidad se ha sumado al azote económico que está atravesando el país. Las circunstancias piden dosificar la cartera con cuentagotas en este sentido, y más sin saber qué se podrá hacer en las fiestas. «No noto un aumento de ventas de cara a estas navidades, a ver si suben en la primera semana de diciembre», espera Laura Iglesias, pescadera en La Lonja.

Marisco y pescados de horno, entre los más demandados

Andaricas, centollos y ñoclas son los productos que más demandan en la pescadería de Manuel Rodríguez. En cambio, en Pescados y Mariscos Tito, la de Álvaro Fernández, los clientes prefieren el pixín o grandes pescados de horno como lubinas, besugos o virreyes. Por su parte, Laura Iglesias ha notado un aumento de venta en las nécoras. Una gran variedad.

Como no aumenten las ventas, «la cuesta de enero y febrero va a ser un caos», afirman desde el mercado El Fontán. Asimismo, aseguran que, pese a lo que se pueda pensar, «es cierto que las ventas en navidad aumentan, pero el margen de ganancia es mucho menor que el resto del año». El aumento de precios en la lonja eleva un mercado que en este año será una incógnita si la hostelería continúa con la persiana bajada.  

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La compra anticipada de pescado y marisco, frenada por el coronavirus