La alcaldesa de Langreo da positivo en coronavirus en el cribado del Nalón

E. G. B.

ASTURIAS

La alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, y el teniente de alcalde, Javier Castro, durante una reciente visita al mercado de los lunes en Sama en su nuevo emplazamiento del parque Dorado
La alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, y el teniente de alcalde, Javier Castro, durante una reciente visita al mercado de los lunes en Sama en su nuevo emplazamiento del parque Dorado Ayuntamiento de Langreo

Fue una de las más de 2.400 personas que yan ha respondido al llamamiento del Principado para hacerse una PCR por tener entre 40 y 60 años, ser cuidadoras o residir con mayores de 65 años

22 nov 2020 . Actualizado a las 17:21 h.

La alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, ha dado positivo en coronavirus tras acudir ayer al cribado para la población del Valle del Nalón que tiene entre 40 y 60 años, que es cuidadora o que reside en el mismo domicilio que personas mayores de 55 años. Arbesú, que fue una de las más de 2.400 personas del área sanitaria del Nalón que respondió al llamamiento del Gobierno del Principado para ese cribado poblacional, ha hecho público su positivo en las redes sociales. 

«Ayer acudí al hospital Valle del Salón era hacerme la PCR en el marco del cribado para toda la población de 40 a 60 años que el Principado ha decidido llevar a cabo, puesto que tengo contacto con personas mayores. Es muy importante que todo el mundo que esté en esta situación se apunte también para hacérselo por esto que voy a decir a continuación: ¡hoy me comunican que di positivo en coronavirus!» Arbesú, que también explica que se encuentra bien, en su domicilio y solo tiene síntomas leves, debe guardar diez días de aislamiento por el protocolo que se establece para cualquier persona. 

«Los rastreadores de la Consejería de Salud y el Sevivio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento ya están identificando a cualquier posible contacto estrecho, tanto entre mi familia como en el trabajo en el Ayuntamiento, para alertarlos», explica. También hace hincapié en que «detectar positivos asintomáticos frena posibles cadenas de contagio y protege a nuestros mayores, a los dependientes y a las personas vulnerables por patologías previas: es rápido, es indoloro y es extremadamente importante».