Las denuncias por violencia de género bajan en Asturias durante el verano

Entre julio y septiembre se han registrado un total de 766, situándose así la tasa de víctimas por cada 10.000 mujeres en 14,4 frente a la de 17,2 a nivel nacional

Manifestación contra la violencia machista del 25N en Asturias
Manifestación contra la violencia machista del 25N en Asturias

Las denuncias por violencia de género en Asturias han bajado entre julio y septiembre de este año hasta las 766, lo que significa un cuatro por ciento menos que las registradas en el mismo periodo del año pasado. De esta forma, la tasa de víctimas de violencia de género en el Principado por cada 10.000 mujeres se situó en 14,4 frente a la de 17,2 que se registra a nivel nacional, según el informe trimestral del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El número de denuncias presentadas en Asturias coincide con el de víctimas reconocidas, 766. En 73 casos las denunciantes se acogieron a la dispensa legal de declarar como testigos, el 9,5%, frente al 10,8% en el conjunto de España. Además, en el Principado se incoaron, sin que ninguna fuera inadmitida, 207 órdenes de protección de las que se adoptaron 148, el 71%, mientras que fueron denegadas 59, el 29% del total.

Los datos a nivel nacional

A nivel nacional, entre julio y septiembre de este año, otras 41.513 mujeres han sido víctimas de violencia machista, un 4,2% menos de las que se registraron en el mismo periodo del año anterior, si bien estas cifras se sitúan en niveles similares a los de los meses previos al confinamiento. El fin del estado de alarma por la crisis sanitaria, y con ello las medidas de confinamiento de la población, han llevado a que la actividad judicial relativa a la violencia machista vuelva en el tercer trimestre a niveles muy próximos a los del mismo periodo del pasado año: las denuncias (42.854) bajaron un 5,08 % con respecto a los mismos meses de 2019.

Según el informe trimestral del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el descenso en la solicitud de órdenes de protección fue del 4,3% y el número de resoluciones dictadas fue de 11.547 (87 menos que hace un año), de las que el 75,12% fueron condenatorias. En comparación con las cifras del segundo trimestre, afectado por el confinamiento, las denuncias han aumentado un 24%; las víctimas, un 24,52%; las órdenes de protección solicitadas, un 16,87%, y las sentencias dictadas, un 116%.

Disminuyen las víctimas

De las 41.513 víctimas (un 4,2% menos) que ha contabilizado el CGPJ en el tercer trimestre del año, 27.777 (66,91%) eran españolas y 13.736 (33%) extranjeras. Una de cada de cada diez, el 10,83%, se acogió a la dispensa legal de declarar, una cifra bastante parecida a la de hace un año. El 70,26 % del total de denuncias las presentaron las propias víctimas, mientras que los familiares solo presentaron el 2,4%.

Desde el pasado trimestre, el Poder Judicial ofrece en su estadística el dato del número de víctimas menores tuteladas, hijos e hijas de mujeres víctimas: entre julio y septiembre, el número fue de 91 niños (80 españoles y 11 extranjeros).

Tres de cada cuatro sentencias terminan en condena

Tras el parón provocado por el estado de alarma, el número de sentencias dictadas por los órganos judiciales volvió a situarse en el mismo nivel que hace un año: se han dictado un total de 11.547 sentencias, de las que tres de cada cuatro terminaron en condena, frente a un 24,88 % de absolutorias. Son los juzgados de violencia sobre la mujer los que emiten un mayor número de condenas (el 90% del total de sentencias dictadas por estos órganos), mientras que el porcentaje de condenas en las audiencias provinciales fue del 80% y en los juzgados de lo penal representaron el 60,22%.

Además, en el tercer trimestre se enjuició a 65 menores por violencia de género, cuatro menos que en el mismo periodo de 2019. Sólo a siete de los 65 menores se les impusieron medidas. En el tercer trimestre de este año los juzgados adoptaron un total de 22.050 medidas judiciales de protección a las víctimas (tanto mujeres como menores): 17.657 penales (un 5,8% menos) y 4.393 civiles (8,9% menos). De las medidas penales de protección, en el 69% de los casos se acordó la orden de alejamiento, en un 65,8% la prohibición de comunicación, en el 8,3% la salida del agresor del domicilio y en el 5,38 % la prohibición de volver al lugar de los hechos.

Por su parte, en lo relativo a las medidas civiles cautelares de protección de mujeres y menores mientras se resolvía el proceso penal, un 19,44% era en relación con la prestación de alimentos, un 16,34% con la atribución de la vivienda, un 4 % con la suspensión de la guarda y custodia de los hijos, y un 2,5% tuvo como finalidad la suspensión del régimen de visitas. En más de la mitad de los casos (51,1%), la víctima mantenía una relación sentimental con el agresor en el momento de solicitar la orden.

Una vez más, los datos del CGPJ reflejan que la violencia machista se da de forma dispar en las comunidades autónomas y la ratio de víctimas por cada 10.000 mujeres superó la media nacional (17,2) en los casos de Baleares (28,4), Comunidad Valenciana (23,5), Canarias (22,9), Murcia (21,6) y Andalucía (20,1). Las proporciones más bajas se dieron en Aragón (9,9), Castilla y León (11,2), La Rioja (11,4), Extremadura (11,6), Galicia (12,6), País Vasco (12,8), Navarra (13), Asturias (14,4), Cataluña (14,5), Castilla-La Mancha (15,1), Cantabria (15,4) y Madrid (16,8), informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las denuncias por violencia de género bajan en Asturias durante el verano