Los partidos, salvo PP y Vox, reciben con satisfacción el proyecto de las cuentas de 2021

Los grupos valoran continuar las negociaciones en el trámite parlamentario pero los conservadores ven insuficiente el presupuesto

Imagen de archivo de una pleno en la Junta General
Imagen de archivo de una pleno en la Junta General

El proyecto de Ley de Presupuestos del Principado para el próximo año, que crecen un 10 por ciento, hasta 5.237 millones de euros, refleja unas cuentas «egoístas e insolidarias producto de una operación de marketing» según el PP, mientras que Ciudadanos, Podemos, IU y Foro ven en él cuestiones positivas y acertadas sobre las que seguir negociando su apoyo en lo que resta de mes.

En una primera valoración, el portavoz parlamentario del PP, Pablo González, ha criticado el fondo covid de cien millones de euros por considerarlo «claramente insuficiente» para los 33.000 autónomos que pueden beneficiarse de él, ya que sólo dará de sí para uno o dos meses, en función de si se prolongan los ERTE.

Para el PP, que había reclamado que dicho fondo contase con una partida de 378 millones de euros, no deja de ser reflejo de una «administración profundamente egoísta e insolidaria» con el millón de asturianos que en estos momentos de crisis tienen que ajustarse el cinturón y que ven que el Gobierno autonómico no hace lo mismo.

Según las cuentas barajadas por González, no se entiende que un presupuesto que va a contar en 2021 «con 660 millones de euros adicionales» dedique sólo cien al fondo de rescate para los sectores más afectados por la pandemia por parte de un Gobierno «que no es capaz de aligerar gastos y que no dedica ni un recurso propio a inversión».

El resto de partidos del arco parlamentario con los que el Ejecutivo de Barbón ha negociado las cuentas públicas -todos salvo Vox que no fue convocado por «no creer en el estado autonómico»- ha hecho una valoración mucho más positiva de unas cuentas que hoy han iniciado su tramitación parlamentaria con el objetivo de que queden definitivamente aprobadas el 30 de diciembre para que entren en vigor el 1 de enero.

Desde IU, formación con la que los socialistas tienen suscrito un pacto de legislatura, su portavoz parlamentaria, Ángela Vallina, se ha mostrado especialmente satisfecha con unas cuentas que «ofrecen protección para los sectores más afectados por la pandemia» y que recoge «buena parte de las demandas de la coalición».

Vallina ha reconocido que estas cuentas tienen en cuenta el «corazón social» que defiende la coalición para proteger a los más afectados por la pandemia, incluye un «considerable aumento de recursos», refleja sus demandas en el fondo de rescate y da más capacidad de actuar desde la Consejería de Bienestar.

No obstante, ha recordado que la negociación con el Gobierno sigue abierta y que hay una «posición favorable» hacia el proyecto presupuestario, aunque la coalición ha recordado que también quedan «flecos que deben resolverse».

El secretario general de Podemos, Daniel Ripa, también se ha mostrado satisfecho con la «política expansiva» diseñada por Barbón, frente a los recortes que se adoptaron en otras crisis y por ver reflejadas en esas cuentas cuestiones que la formación morada «llevaba presionando para que se incluyesen», como que el dinero que se libera del salario social se quedara en el órbita de Bienestar.

El incremento considerable en dependencia, es un buena noticia, al igual que el fondo de rescate o las políticas de emancipación juvenil, aunque también considera que debe mantenerse viva la negociación en las próximas semanas porque aún hay que se refuerce más la atención primarias, en el ámbito sanitario, o una política de vivienda que reconozca el problema habitacional que hay en Asturias.

Para la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Susana Fernández, su apoyo al presupuesto aún no está decidido, si bien consideran que las cuentas públicas «más importantes de la historia de la región» incluyen muchos de los planteamientos trasladados desde la formación naranja al Ejecutivo autonómico.

La partida de 1,1 millones para el «cheque conciliación» que beneficie a familias con rentas inferiores a 40.000 euros e hijos menores de 12 años, los cinco millones de euros destinados a la digitalización de las aulas o distintas inversiones para concejos en los que gobiernan, como Oviedo y Ribadesella, han sido citados por Fernández al señalar que ven avances, aunque también seguirán negociando.

El secretario general y portavoz parlamentario de Foro, Adrián Pumares, también ha valorado el documento y calificado de «buena noticia» que haya incluido propuestas suyas, como que las ayudas del fondo covid no computen para el IRPF, que haya una fiscalidad diferenciada para la zona rural o que se incluyan deducciones de impuestos para atraer y retener talento.

Pumares también se ha mostrado satisfecho con el incremento del 32 por ciento en la inversión productiva, hasta los 482 millones de euros, «fundamental para la reactivación de la economía», aunque también se ha mostrado preocupado por el incremento del nivel de endeudamiento de la comunidad y por la falta de medidas que reduzcan el sector público.

Desde Vox, su presidente, Ignacio Blanco, ha afirmado que estas cuentas «no apuntan en absoluto a los cambios que necesita Asturias y que además hacen de Barbón «el presidente de la deuda» porque el 20 por ciento de los ingresos previstos para el próximo año son de carácter financiero

Para Blanco, el fondo de rescate también es »completamente insuficiente para el daño causado por este gobierno«, así como los incrementos previstos para educacion, saniad y derechos sociales; según informó EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los partidos, salvo PP y Vox, reciben con satisfacción el proyecto de las cuentas de 2021