Los partidos, salvo PP y Vox, reciben con satisfacción el proyecto de las cuentas de 2021

La Voz

ASTURIAS

Imagen de archivo de una pleno en la Junta General
Imagen de archivo de una pleno en la Junta General JL Cereijido

Los grupos valoran continuar las negociaciones en el trámite parlamentario pero los conservadores ven insuficiente el presupuesto

02 dic 2020 . Actualizado a las 16:21 h.

El proyecto de Ley de Presupuestos del Principado para el próximo año, que crecen un 10 por ciento, hasta 5.237 millones de euros, refleja unas cuentas «egoístas e insolidarias producto de una operación de marketing» según el PP, mientras que Ciudadanos, Podemos, IU y Foro ven en él cuestiones positivas y acertadas sobre las que seguir negociando su apoyo en lo que resta de mes.

En una primera valoración, el portavoz parlamentario del PP, Pablo González, ha criticado el fondo covid de cien millones de euros por considerarlo «claramente insuficiente» para los 33.000 autónomos que pueden beneficiarse de él, ya que sólo dará de sí para uno o dos meses, en función de si se prolongan los ERTE.

Para el PP, que había reclamado que dicho fondo contase con una partida de 378 millones de euros, no deja de ser reflejo de una «administración profundamente egoísta e insolidaria» con el millón de asturianos que en estos momentos de crisis tienen que ajustarse el cinturón y que ven que el Gobierno autonómico no hace lo mismo.

Según las cuentas barajadas por González, no se entiende que un presupuesto que va a contar en 2021 «con 660 millones de euros adicionales» dedique sólo cien al fondo de rescate para los sectores más afectados por la pandemia por parte de un Gobierno «que no es capaz de aligerar gastos y que no dedica ni un recurso propio a inversión».

El resto de partidos del arco parlamentario con los que el Ejecutivo de Barbón ha negociado las cuentas públicas -todos salvo Vox que no fue convocado por «no creer en el estado autonómico»- ha hecho una valoración mucho más positiva de unas cuentas que hoy han iniciado su tramitación parlamentaria con el objetivo de que queden definitivamente aprobadas el 30 de diciembre para que entren en vigor el 1 de enero.

Desde IU, formación con la que los socialistas tienen suscrito un pacto de legislatura, su portavoz parlamentaria, Ángela Vallina, se ha mostrado especialmente satisfecha con unas cuentas que «ofrecen protección para los sectores más afectados por la pandemia» y que recoge «buena parte de las demandas de la coalición».

Vallina ha reconocido que estas cuentas tienen en cuenta el «corazón social» que defiende la coalición para proteger a los más afectados por la pandemia, incluye un «considerable aumento de recursos», refleja sus demandas en el fondo de rescate y da más capacidad de actuar desde la Consejería de Bienestar.

No obstante, ha recordado que la negociación con el Gobierno sigue abierta y que hay una «posición favorable» hacia el proyecto presupuestario, aunque la coalición ha recordado que también quedan «flecos que deben resolverse».