La sidrería en la que se decidió el sueldo de Cascos y 28.000 euros por reunión

 Francisco Álvarez-Cascos a su llegada al juzgado con su abogado Luis Tuero.
Francisco Álvarez-Cascos a su llegada al juzgado con su abogado Luis Tuero.

No se detiene el periplo judicial en el que se ha visto envuelto Francisco Álvarez-Cascos contra el partido del que fue fundador, Foro Asurias, que le acusa de malversación y administración desleal denunciando un exceso inédito en sus emolumentos y en los gastos personales que facturaba a la formación. La querella se dirime en los juzgados de Oviedo y este viernes fue el turno para que prestaran declararación dos de los cargos electos del partido en Madrid en el tiempo en que se debate el uso de todos estos fondos: Enrique Álvarez Sostres, que fue diputado en el Congreso, e Isidro Martínez Oblanca que antes fue senador y ahora tiene un escaño en la cámara baja.

A la hora de responder a las preguntas sobre cuándo se había decido el salario de Álvarez-Cascos (que en la denuncia se afirma que llegó a alcanzar el millón de euros entre 2012 y 2019, junto a gastos que superaron los 230.000 euros), Sostres afirmó que nunca supo de ningún acuerdo para dar luz verde a ese despliegue monetario. Sin embargo, Oblanca aseguró que se había decidido en un encuentro entre cuatro personas en la sidrería El Cartero, de Gijón, aunque no consta acta de ningún tipo en una sede tan poco institucional.

Otro de los asunto en debate que salió a la palestra en el juicio, es la supuesta sede de Foro en Madrid (una oficina sita en La Castellana por la que la formación pagó un elevadísimo alquiler). Sostres explicó que Álvarez-Cascos llegó a hablarle de la idea de contar con una sede en la capital pero que le pareció un proyecto «más mercantil» que político y nunca acudió al lugar. Sí lo hizo Oblanca, que aseguró que había utilizado la oficina una docena de veces en los 27 meses de singladura como senador, con lo que cada reunión salía a 28.000 euros, ya que el monto tota del alquiler le supuso al partido 170.000 euros. Le preguntaron si en la sede había una placa o banderas del partido pero la única que constaba era la de Cinqualium S.L, la sociedad propiedad de la entonces esposa del fundador, María Porto.

Los gastos desaforados de Cascos llegan al fin ante el juez

L. Ordóñez
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.

El fundador de Foro comparece este miércoles ante la acusación de apropiación indebida y administración desleal. Deberá explicar cargos como la fáctura del móvil de sus hijos, la compra de zapatos o el alquiler de un local de su propiedad como sede del partido en Madrid

Expulsado del partido que fundó para llegar a una breve presidencia del Principado de Asturias en el año en 2012, la ruptura política y personal de Francisco Álvarez-Cascos con Foro llega este miércoles a los tribunales, cuando comparezca en el juzgado de Oviedo para responder a la acusación de un presunto delito de apropiación indebida y administración desleal.

La dirección de Foro, ahora bajo la tutela de la anterior alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, le acusa de haber llevado las cuentas del partido al borde la quiebra por una serie de gastos desmesurados entre los que se cuentan números cargos personales que van desde el pago de la tarifa del móvil de sus hijos, a tasas de licencia de pesca, o estancias en hoteles en viajes particulares, incluso zapatos para niños o encargos de sushi a domicilio. Pero también el cobro de un millón de euros en sueldos y otros 230.000 euros en gastos durante ocho años. El abogado Luis Llanes, que representa a la formación destacó que «hay es una sucesión de gastos y de compromisos financieros que adoptó desde el año 2011 hasta que cesa como vicepresidente; y hay una enorme confusión entre lo que es propio del partido con lo que es propio de él; tan llamativa como la que en su momento tuvimos ocasión de ver en el caso Villa».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La sidrería en la que se decidió el sueldo de Cascos y 28.000 euros por reunión