El revolucionario método con el que Baleares ha eliminado la velutina

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Ejemplar de velutina o avispa asiática
Ejemplar de velutina o avispa asiática

El primer nido se localizó en 2015 y, desde que en 2018 apareció el último, no han vuelto a aparecer más

14 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Baleares se ha convertido en el primer territorio europeo que declara erradicada la avispa asiática, o vespa velutina. Esta especie invasora que amenaza la biodiversidad, la agricultura y la apicultura había entrado en la isla de Mallorca en 2015 por el puerto pesquero de Sóller y, en julio de 2018, se localizó el último nido. No llegó a saltar de una isla a otra, tampoco llegó a haber una invasión como la que se ha vivido por ejemplo este año en Asturias y, desde hace dos años, no volvieron a aparecer más nidos. ¿Cuál fue el método utilizado para conseguirlo?

«En 2015 un apicultor cogió una avispa y le pareció rara. No la conocía y la llevó a la universidad, en donde una profesora supo valorar lo que estaba pasando y empezó a actuar con rapidez porque sabía que tenía que ser así para que no se disparara por toda la isla», explica el ingeniero agrónomo y especialista en la vespa velutina Juan Prado, que asesora en Asturias sobre esta especie. Esa profesora es Mar Leza, doctora en Biología que imparte Zoología en la Universitat de les Illes Balears, en la que alumnos y profesores diseñaron ya entonces una plataforma y aplicación móvil gratuita que funciona de manera similar a la AvisAP que existe en Asturias para recibir avisos. Se llamó Vespapp y recibió en 2017 el premio a la Divulgación de la Sociedad Catalana de Biología en 2017.

«Empezaron a perseguir a esas primeras avispas para dar con los nidos. Les costó dar con el primero y, cuando lo encontraron, ya estaba fuera la siguiente generación de reinas», relata Prado, que explica que al año siguiente se aumentó el trampeo y se fueron recabando colaboraciones para plantarle cara a la velutina en Mallorca. Como por ejemplo los Agentes de Medio Ambiente de Baleares que pidieron, a su vez, ayuda a compañeros de Cataluña que se desplazaron a la isla para explicarles cómo se persigue a la velutina.