Oviedo

La ballena de 13 metros y 13 toneladas de peso que ayer quedó varada y agonizante en la playa de Serantes, en Tapia de Casariego, ya ha sido extraídoa hoy del arenal por personal del Principado de Asturias que procederá a su trasladado al vertedero central de Cogersa, en Serín.

Este rorcual boreal, una especie que vive en aguas más frías y que no es habitual ver en la costa cantábrica, quedó ayer varado entre las rocas de la playa y murió pocas horas después por lo que, según el director general de Medio Natural, David Villar, se procederá hoy mismo a la retirada de sus restos para darles tratamiento en el vertedero.

Los técnicos de la red de varamientos de cetáceos de Asturias fueron los encargados de llevar a cabo el dispositivo para retirar el animal muerto. La situación que presentaba el ejemplar, y la zona rocosa en la que quedó varado hizo que se descartara cualquier intento de devolver al rorcual boreal al mar.

Esta es la segunda vez que una ballena de esta especie queda varada en la costa asturiana en los últimos años, según el registro que lleva a cabo la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas (Cepesma), que el año pasado dató otro caso en la costa de Ribadesella, en el oriente asturiano, informa Efe. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Retirada la ballena varada en Tapia