Rosa Valle: «Siempre hay sol, luz o, incluso, paraguas para la lluvia»

La periodista y escritora asturiana acaba de lanzar su segundo poemario «Certezas al sol», basado en el aprendizaje de la vida vivida

La periodista y escritora asturiana, Rosa Valle con su nuevo poemario «Certezas al sol»
La periodista y escritora asturiana, Rosa Valle con su nuevo poemario «Certezas al sol»

Redacción

Positivo, realista y luminoso. Así es el nuevo poemario de Rosa Valle, Certezas al sol (Gravitaciones), con el que quiere ayudar a las personas a entender que hay que vivir. La periodista y escritora asturiana disemina la reciente obra en cuatro secciones: búsqueda, hallazgo, esencias y lugares, para que a través de las «verdades individuales, comprendamos la realidad». Además, una vez asimilamos y aceptamos la situación, «siempre hay sol, luz o, incluso, paraguas para la lluvia», asegura Valle, quien así explica el nombre del libro.

El poemario surge del aprendizaje de la vida vivida, desde la consciencia. «Se trata de una recopilación de poemas hechos en estos tiempos difíciles, durante el confinamiento. En ellos hay bastante pensamiento, que hace que esta poesía pueda encajar bastante bien en estos momentos. Hay un carpe diem muy claro, pero no es puro ironista sobre el 'vive y disfruta' sino que es más puro y más intenso», reconoce la escritora.

Al igual que el resto de sus obras, este poemario también nace de los sentidos. «Muchos de los poemas surgen directamente de la observación como el de Grieta. Yo trato de entrenar todos los sentidos. Por ejemplo, hago una foto y nace el poema. Los versos salen de mi interior, a partir de esa mirada, mis sentimientos y pensamientos. Otros surgen a raíz de mis entradas en redes sociales. De imágenes que tienen un contenido que quieren decir algo y como, al fin y al cabo, una fotografía es una mirada de arte, yo complemento el mensaje con las palabras. Ahondo en ello, la enriquezco y le doy forma. Así, expreso cierta belleza», detalla Valle.

En esta ocasión, la poetisa se ha inspirado en la naturaleza. «Es el hilo conductor y la tecla que me aprieta y desencadena muchos procesos. El agua, el mar, la montaña me iluminan a la hora de escribir. Esos pequeños lugares en los que te encuentras y te sientes en su sitio», afirma Valle. También el confinamiento ha fomentado su vena artística. «El encierro me obligó a pararme y a entender muchas cosas de golpe, que antes no comprendía el por qué. Fue como un jarro de agua limpia para mí porque me recordó dónde estoy y adonde quiero ir. En vez de venirme abajo puse en marcha estrategias personales y he ordenado emociones dentro de mí», añade y asegura que tanto el orden como la paz se ven reflejadas en la obra.

Portada del nuevo poemario de Rosa Valle
Portada del nuevo poemario de Rosa Valle

Al fin y al cabo, se trata de una nueva obra de poesía sencilla cuyos versos salpicarán la segunda novela que Rosa Valle está preparando. «Mi novela negra se convierte en una saga. Daré un nuevo caso para la inspectora de homicidios Petunia Prado del Bosque, Tunia, que también transcurrirá en Asturias», dice. Por el momento, no hay fecha de estreno del nuevo relato, aunque espera tenerla finalizada para finales de año. Lo que sí sabe es que «para quien conozca ya Tunia, esta obra no defraudará».

Valle, también, seguirá haciendo poesía ya que, por el momento, no se decanta por un género en concreto. «Tengo una prosa muy lírica y la poesía me resulta más fácil. Es más natural. Solo es dar forma a lo que llevo dentro. La novela requiere de un trabajo, pero me gusta mucho porque es bastante periodística. Me resulta divertido el proceso de documentación, contacto con fuentes, etcétera. Como periodista que soy me gusta decir que soy contadora de historias, al igual que como escritora porque es meterte y pensar que quieres contar, adaptar el mensaje al destinario. Lo bonito de la narrativa es la ficción: inventas y vuelas con más libertad. Por eso, Mi proyecto ambicioso es la novela», sentencia.

Sobre Rosa Valle

Certezas al Sol es el segundo libro de poemas de la escritora gijonesa. El primero fue Llueve en 2018. Valle es, además, autora de la novela negra Sonarás bajo las aguas (Al Norte, 2017), protagonizada por la inspectora Petunia Prado del Bosque, Tunia, y de los cuentos infantiles de la lubina Josefina: Piragüista en el Descenso del Sella (2018) y Campeona de voleiglobo (2017), ambos publicados por Al Norte. 

Sus relatos han aparecido en antologías temáticas como Doce playes (Hoja de Lata, 2018), Relatos mediterráneos (Silva Editorial, 2018) o Venus de noche (Ediciones Rubeo, 2014). Actualmente trabaja en la que será su próxima novela, un nuevo caso para su personaje Petunia Prado del Bosque, lo que convertirá su obra negra en saga con escenarios asturianos.  

Aunque no tiene referentes en el mundo literario porque «llegue a ella por casualidad, ya que tengo una mirada muy lírica», le gusta leer a poetas como Machado o los de la generación del 27 como Gerardo Diego, Manuel Antolaguirre o Pedro Salinas. Asimismo, «estoy tratando de poner la mirada en poesía más cercana con José Luis Argüelles, Jasmina Álvarez o Carolina Sarmiento, entre otros. Me gusta estar al tanto de la poesía que se hace ahora», asegura la escritora, que es licenciada en Periodismo y, en la actualidad, trabaja como documentalista software.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Rosa Valle: «Siempre hay sol, luz o, incluso, paraguas para la lluvia»