Asturias pide poder adelantar el toque de queda a las seis de la tarde

ASTURIAS

Atardecer en Oviedo
Atardecer en Oviedo Alberto Morante

La reunión interterritorial fija en los mayores de 80 años el primer grupo de vacunación de la población general

20 ene 2021 . Actualizado a las 20:03 h.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que estudiará la petición que le han trasladado varias comunidades autónomas de adelantar el toque de queda, en ese encuentro Asturias ha pedido que pueda incluso imponerse restricciones a la movilidad desde las seis de la tarde, «si fuese útil» para contener el auge de contagios de la tercera ola, según dijo el consejero de Salud asturiano, Pablo Fernández.  Tanto Illa como la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, han insistido en que los gobiernos autonómicos tienen aún capacidad de aplicar más medidas que estén amparadas por el actual estado de alarma que rige en el país hasta el mes de mayo y aunque lo estudiarán lo han descartado por el momento.

El consejero asturiano destacó que la situación hospitalaria aún no se resiente por el crecimiento de contagios pero está cerca del límite; con todo, Fernández indicó que aunque espera «semanas complicadas» a diferencia con la segunda ola es que «estamos vacunando» cada vez a más personas. Asturias ha administrado 36.054 de las 45.395 vacunas de Pfizer y Moderna recibidas --el 79,4 por ciento-- en el reparto a las comunidades autónomas, según ha informado este miércoles el Ministerio de Sanidad. El adelanto del toque de queda sería para tener «un impacto real en la movilidad e interacción social».

Pablo Fernández resaltó que en la reunión interterritorial se había apuntado ya el siguiente grupo de vacunación, dentro de la población general, los mayores de 80 años y afirmó que pese a la incidencia en el suministro de Pfizer, Asturias mantiene el calendario previsto. Illa apuntó que esa fase comenzará previsiblemente en marzo cuando se haya inmunizado a internos y personal de residencias, sanitarios de primera línea y grandes dependientes no institucionalizados.