Oblanca abandona a Cascos y se reconcilia con la dirección de Foro

El diputado en el Congreso lamenta que las «cuitas internas» del partido terminaran en los tribunales

Isidro Martínez Oblanca
Isidro Martínez Oblanca

El único diputado de Foro en el Congreso , Isidro Martínez Oblanca, ha dejado atrás sus desavenencias con la dirección del partido tras asumir sus «contradicciones» de los últimos meses en los que, ante la crisis abierta en esta formación, se alineó con el sector que respalda al ex presidente de la organización, Francisco Álvarez-Cascos.

El enfrentamiento de la dirección con Álvarez Cascos llegó hasta su expulsión del partido fundado en torno a su figura en 2011, después de que el PP rechazara que fuera su candidato en las elecciones autonómicas en Asturias, y a la interposición de una querella contra él como presunto autor de distintos delitos de apropiación indebida y administración desleal.

«No voy a ser ningún obstáculo para tratar de normalizar una relación con mi partido», ha afirmado Martínez Oblanca, quien ha relatado que este lunes se reunió con la presidenta del partido, Carmen Moriyón, en la sede de Foro en Gijón, donde asumió sus «contradicciones».

El parlamentario ha admitido que no ha sido «precisamente blando» en sus críticas a Moriyón y ha asegurado que mira hacia delante y tratará de representar a Foro haciendo «honor a los colores» durante el tiempo que le toque.

El dirigente forista ha criticado que las «cuitas internas» de Foro se hayan trasladado a los tribunales en los últimos meses, pero ha rechazado comentar sus «desavenencias» con Álvarez Cascos, a quien, ha dicho, está agradecido y debe su carrera política.

«Si no hacemos este esfuerzo de coordinación ahora creo que sería imperdonable», ha afirmado Martínez Oblanca en rueda de prensa junto al secretario general del partido, Adrián Pumares, quien ha afirmado que la reconciliación con Oblanca es algo «tremendamente positivo» porque refuerza la acción de Foro a la hora de defender los intereses del Principado.

Además, Pumares ha defendido que la Alianza por la Industria suscrita por todos los partidos con representación en la Junta General salvo Podemos sea defendida en las Cortes dado que «de nada servirá si no va acompañado de hechos en el Congreso» y ha considerado «imprescindible» el trabajo conjunto con Oblanca, con quien Foro tendrá «coordinación plena».

Martínez Oblanca ha apostado por que el pacto tenga alcance nacional y ha abogado por que los diputados y senadores asturianos en Madrid se conviertan en «un ariete democrático en favor de la industria asturiana».

«En la rula no pregunten, apunten. El compromiso de diputados asturianos de todos partidos y singularmente de los que apoyan al gobierno hay que apuntarlo a la hora de apretar botón verde de la industria», ha defendido Oblanca, quien ha criticado que diputados y senadores que forman parte de los partidos en el Gobierno no se hayan sumado a iniciativas en favor de la industria asturiana.

A su juicio, esa Alianza por la Industria tiene un intento de precedente en españa como es la necesidad de un pacto de estado por la industria, una idea que Foro seguirá defendiendo; informó EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Oblanca abandona a Cascos y se reconcilia con la dirección de Foro