Despedidas de La Bolgachina: «Desde el primer día ya sabía que nos iban a echar a las dos»

Puri Gallego y María Núñez consideran que los motivos de su cese son mentira y han puesto el caso en manos de sus abogados. «No estamos nada de acuerdo con la gestión. Da a los animales como si estuviera vendiendo coches»

Puri Gallego y María Núñez con la carta de despido
Puri Gallego y María Núñez con la carta de despido

Oviedo

El ambiente es turbulento en el albergue de animales de La Bolgachina. Más desde esta mañana, cuando el nuevo gestor, Juan González, que lleva en el cargo mes y medio, ejecutó el tercer despido de su mandato, echando a la calle a Puri Gallego y María Núñez, que se suman a su excompañera Eva Rodríguez. «Esto es un castigo por apoyar a Eva», asegura Gallego. «Ya sabía desde el primer día que entró que nos iban a echar a las dos. Lo que pasa que no pensaba que sería tan pronto y de esta manera», apunta Núñez.

Todo sucedió esta misma mañana, sobre las 9:00 horas. Como suele ser habitual, Puri Gallego se dirigió a su puesto de trabajo en La Bolgachina con un compañero de trabajo al que recoge por el camino. Entraron con normalidad a cambiarse al vestuario. Fue entonces cuando «me llama el hijo del gestor a la oficina y me dice: oye, no te cambies, que estás despedida. Tanto tú como tu compañera». En ese momento, María Núñez aún estaba llegando a su puesto de trabajo cuando recibe un WhatsApp de un compañero. «Despidieron a María y Puri», ponía el mensaje. «Cuando llego me encuentro a una compañera haciendo un gesto con las manos para que salgamos afuera. Es verdad que las cosas están muy movidas, pero pensaba que era una broma», dice Núñez.

Una vez notificadas de su despido, ambas trabajadoras llaman a Juan González para pedir explicaciones. «Falta de rendimiento, problemas con el sustituto de Eva, que cargo a mis compañeros de trabajo por no hacer el mío. Toda una sarta de mentiras», asegura Núñez. «Que mi rendimiento es bajo, que me niego a cuidar a los perros porque estoy contratada para gatos. Me decía también que tengo riñas con la empleada que puso él allí y que siempre estoy con malas caras. Todo mentira», explica Gallego.

Ambas afirman que se trata de una venganza y un castigo por posicionarse del lado de Eva Rodríguez, la primera compañera despedida, así como por ser animalistas. «No estamos nada de acuerdo con su gestión. Da a los animales en adopción como si estuviera vendiendo coches. Viene alguien, quiere un perro y se lo lleva. No pregunta si es para una casa, un piso o si tienen más perros con los que a lo mejor no son compatibles. Le da todo igual», explica Núñez. Una posición que comparte su compañera. « Le da el perro a cualquiera sin saber si el adoptante es bueno o malo, como se hacía antes. El primero que llegue lo coge y venga, a por el siguiente. Para él los perros son número, nada más».

María Núñez piensa que «los motivos reales por los que me echaron son: por un lado, ser mujer, y por otro, ser amiga de Eva. En la llamada, por la mañana, no me paraba de decir: tu amiga Eva, tu amiga Eva, varias veces». El caso ya está en manos de los abogados de ambas trabajadoras, ya que creen que no tienen motivos para haberlas despedido.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Despedidas de La Bolgachina: «Desde el primer día ya sabía que nos iban a echar a las dos»