La Fiscalía abre una investigación por «presuntas irregularidades» en la vacunación en Asturias

Una denuncia presentada por la CSI, acompañada de documentación, refleja que no se están cumpliendo los criterios al vacunarse a personal del grupo 3

Asturias aplica las vacunas de Pzifer contra el coronavirus
Asturias aplica las vacunas de Pzifer contra el coronavirus

REdaccion

La Fiscalía del Principado de Asturias ha incoado unas diligencias de investigación tras recibirse una denuncia de Corriente Sindical de Izquierdas (CSI por «presuntas irregularidades en la estrategia de vacunación» frente a la covid-19 en Asturias.

Desde la Fiscalía explican que, según la denuncia que va acompañada de documentación, no se están cumpliendo los criterios de vacunación del documento técnico de la estrategia de vacunación publicado por el Ministerio de Sanidad, «vacunándose a personal perteneciente al grupo poblacional 3 (otro personal sanitario y sociosanitario), a pesar de que en dicho documento se dice tajantemente que no se puede vacunar al grupo 3 hasta que estén vacunados completamente los grupos 1 (residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes) y 2 (personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario)».

Se ha nombrado un Fiscal instructor y, una vez finalizadas las diligencias de investigación incoadas, si se constatan indicios de delito en los hechos denunciados se presentará la correspondiente denuncia o querella ante el juzgado competente. En caso contrario, se dictará un decreto de archivo, que no es recurrible, aunque el denunciante podría reiterar su denuncia ante el juzgado correspondiente si lo considerara oportuno.

«Con la vacuna estoy más tranquila, hay que vacunarse que no pasa nada»

L. Ordóñez
Enedina Fernández
Enedina Fernández

Residentes y trabajadores de La Tenderina relatan la esperanza abierta tras completar la inmunización

La residencia geriátrica de La Tenderina está en el borde de ese límite borroso de la capital donde va a terminar Oviedo y empieza a comenzar Colloto. Casi en una frontera espacial, sus habitantes, que son los ancianos que tienen allí su domicilio y también casi se diria que muchos de los trabajadores que les cuidan cada día, están dando los primeros pasos de una frontera temporal, una nueva fase de esperanza y tranquilidad, y es algo que se repite mucho en las conversaciones del centro ahora que ha terminado la administración de las dos dosis de la vacuna de Pfizer. La residencia está inmunizada, y aunque no se trata de una garantía mágica que proteja absolutamente de la pandemia, es un buen respiro.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Fiscalía abre una investigación por «presuntas irregularidades» en la vacunación en Asturias