La variante británica ya afecta a cuatro de cada cinco nuevos contagios en Asturias

L.F. REDACCIÓN

ASTURIAS

La directora general de Calidad, Transformación y Gestión del Conocimiento, Elena Llorente;  el director general de Cuidados, Humanización y Atención Sociosanitaria, Sergio Valles; la directora general de Política y Planificación Sanitarias, Lidia Clara Rodríguez, y  el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, en una imagen de archivo
La directora general de Calidad, Transformación y Gestión del Conocimiento, Elena Llorente; el director general de Cuidados, Humanización y Atención Sociosanitaria, Sergio Valles; la directora general de Política y Planificación Sanitarias, Lidia Clara Rodríguez, y el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, en una imagen de archivo Principado

El Principado explica a Sanidad que no ha iniciado ninguna desescalada y que solo ha levantado algunas restricciones en los concejos con las medidas más duras en los que la evolución es positiva

24 feb 2021 . Actualizado a las 20:17 h.

La variante británica del coronavirus continúa haciéndose fuerte en Asturias. De hecho, su presencia en la comunidad es cada vez mayor y ya está presente en cuatro de cada cinco nuevos contagios. «Es la predominante», reconoce el concejero de Salud, Pablo Fernández.

Fernández ha analizado la evolución de la pandemia en la comunidad autónoma tras participar por videoconferencia en la sesión extraordinaria del pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre la incidencia del coronavirus. El consejero ha informado de la prevalencia de la variante británica en Asturias, está presente en el 80% de los nuevos positivos, y ha aclarado que «no hemos procedido a una desescalada». El responsable de Salud ha precisado que lo que ha hecho el Principado es «solo en localidades con medidas más restrictivas por encontrarse riesgo extremo, quitar esas mayores restricciones». Fernández ha recordado que «estamos con restricciones altas porque el riesgo sigue siendo alto».

El efecto de las vacunas

Por otro lado, el consejero de Salud ha destacado «el efecto beneficioso claro de las vacunaciones». Fernández ha recordado que en esta tercera ola se ha constatado una disminución de los casos en mayores de 80 años, un descenso de la mortalidad global, especialmente en ese colectivo, y en los usuarios de las residencias de mayores. De hecho, ha apuntado que «en la última semana no ha habido brotes en residencias». Es la primera vez que esto ocurre en ocho meses.