Así es el trabajo de Izia Gutiérrez, la asturiana que traduce películas para Netflix, HBO y Disney+

Comenzó hace cinco años tras cursar el grado de Traducción e Interpretación en Barcelona

Izia Gutiérrez Lombardero
Izia Gutiérrez Lombardero

Redacción

La asturiana Izia Gutiérrez Lombardero, de 28 años, tiene uno de esos trabajos que no se escuchan todos los días. Natural de Castrillón, se dedica a traducir y subtitular películas, series o videojuegos, entre otras plataformas, para Netflix, HBO o Disney+. Comenzó su andadura hace cinco años, tras cursar el grado de Traducción e Interpretación en la Universidad Autónoma de Barcelona. Explicar a qué se dedica a veces le resulta un tanto complicado, por lo que bromea diciendo «que traduzco películas, porque ya me encontré con mucha gente que pensaba que interpretación era por el teatro». Si han visto subtituladas series como Cobra Kai, La casa de empeños, Ladybug o películas como Piratas del Caribe, ya conocen un poco más sobre su trabajo.

Si bien una de las palabras más escuchadas en 2020 dentro del ámbito laboral fue teletrabajo, para ella no es ninguna novedad. «Toda la gente que conozco que trabaja de esto, lo hace desde casa. Salvo los que son gestores de proyectos o puestos parecidos, que sí suelen estar en oficinas». Para Izia Gutiérrez, lo mejor de todo es «la libertad». «Me puedo organizar como yo quiera. Si tengo un plazo de tres días para un trabajo, por ejemplo, no tengo que estar sujeta a un horario fijo. Nadie me controla mientras esté todo dentro de plazo. Me da mucha seguridad en el trabajo porque no tengo a nadie encima metiéndome prisa», explica.

Pero, ¿en qué consiste exactamente su trabajo? «Básicamente me dan películas, series o juegos que están en inglés y los traduzco al español. También del japonés, aunque no suele ser tan habitual», comenta. Por lo general, según explica, trabaja a través del correo electrónico. Desde ahí acepta las ofertas de trabajo y se pone manos a la obra, aunque eso sí, en ocasiones, con ciertas peticiones del cliente final. «Por ejemplo, le gustaría que la traducción fuera muy original, que te despegues mucho del inglés y lo hagas más gracioso para que a la gente de aquí le haga la misma gracia que a la gente de fuera».

Tres días de trabajo para un capítulo de 50 minutos

Aunque personas de su gremio prefieran hacerlo de otra manera, la forma de trabajo de Izia Gutiérrez sería de la siguiente manera: «Lo que suelo hacer es ver por trozos, por si no conozco de nada la serie hacerme una idea, y luego empiezo a traducir. Cuando está todo hecho ya lo veo entero con la traducción y empiezo a corregir lo que vea que suene peor». Más o menos, un capítulo de cualquier serie de unos 50 minutos de duración, puede llevarle entre dos y tres días de trabajo. «Depende de lo difícil que sea, a veces hay que investigar mucho porque hay expresiones o palabras poco comunes».

Para cuadrar los subtítulos utiliza plantillas de tiempo, en que elige cuándo empieza y termina un diálogo. «Es un trabajo técnico y algo laborioso. Hay que seguir alguna normal que otra, como los fotogramas que tiene que haber entre subtítulo para que no sea complicada la lectura, entre otras», explica. Una vez lista la plantilla mete el texto traducido en cada caja. De esta forma, cuando envía el trabajo terminado el texto ya va acorde a la imagen. «En el caso del doblaje es diferente, haces la traducción y luego hay que ajustarla. Lo hace un traductor que sepa de ajuste o un ajustador, que es un trabajo a parte».

¿Se puede vivir de ello?

La respuesta es sí. Aunque, según Izia Gutiérrez, lo más complicado de todo es meter el primer pie. «Una vez que estás dentro ves que hay muchísimo trabajo, pero cuesta mucho entrar». Recomienda volcarse por completo en los idiomas, ya que al final es su herramienta clave de trabajo. En cuanto a las condiciones laborales, «depende mucho de la suerte que tengas y de los clientes que te encuentres. Al final tampoco podemos hablar entre nosotros de tarifas y depende un poco de lo que puedas llegar a negociar. Empresas como Netflix, por ejemplo, si trabajas directamente para ellos sí tienen tarifas fijas, pero si es a través de una agencia puede variar», asegura.

«Por regla general hecho bastantes horas al mes. Más o menos unas diez horas al día, trabajando incluso algún fin de semana. Por lo general las fechas de entrega son bastante asumibles, pero hay veces que te lo mandan casi de un día para otro».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así es el trabajo de Izia Gutiérrez, la asturiana que traduce películas para Netflix, HBO y Disney+