Un proyecto astur-vasco consigue el apoyo de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa

El objetivo del trabajo es impulsar un cambio en las políticas de desarrollo territorial que ayude a revertir el proceso de despoblación, envejecimiento y fragilidad demográfica y económica que amenaza a buena parte de los territorios rurales y de montaña

Jaime Izquierdo, durante una videollamada con miembros de la Eusko Ikaskuntza
Jaime Izquierdo, durante una videollamada con miembros de la Eusko Ikaskuntza

Oviedo

Los gobiernos de Asturias y Euskadi han logrado la adhesión de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA por sus siglas en inglés: Southern Sparsely Populates Areas) al documento de bases ¿Qué economía para los pequeños pueblos?, promovido conjuntamente por el comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, y la Sociedad de Estudios Vascos (Eusko Ikaskuntza).

La red SSPA es una es una organización que surge de la unión de la Confederación de Empresarios de Teruel (CEOE Teruel), la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) y la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE-Cepyme Cuenca). Entre otros cometidos, trabaja con entidades similares del sur de Europa para conseguir un cambio en las políticas de desarrollo territorial que ayude a revertir el grave proceso de despoblación, envejecimiento y fragilidad demográfica y económica que amenaza a buena parte de los territorios rurales y de montaña. Su propósito fundamental es que tanto la Unión Europea como sus estados miembros impulsen políticas y medidas legislativas orientadas a combatir estos problemas.

El comisionado asturiano y Eusko Ikaskuntza elaboraron en mayo de 2020 el documento de referencia que sienta las bases para la aplicación práctica de acciones que fomenten economías locales agroecológicas y diversificadas en aldeas y pequeñas entidades de población. El principal objetivo que persigue es animar un proceso experimental de reactivación basado en la gestión comunitaria de bienes y recursos locales y también apuesta por la diversificación de actividades, con el fin de sustentar una nueva economía basada en la sostenibilidad ecológica, económica y social del territorio.

Esta iniciativa ha sumado varias incorporaciones en los últimos meses, en concreto las de la Red Asturiana de Desarrollo Rural (Reader), el Consejo General del Valle de Arán (Cataluña), la Fundación Juana de Vega (Galicia), la Federación EFA Galicia y la Cátedra Cultural Pedro Molina Ramos de Estudios Campesinos, de la Universidad de Laguna (Tenerife), informa EFE. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un proyecto astur-vasco consigue el apoyo de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa