Las feministas asturianas saldrán a la calle para reivindicar sus derechos

Esther Rodríguez
Esther Rodríguez REDACCIÓN

ASTURIAS

Manifestación del 8M en Oviedo
Manifestación del 8M en Oviedo

A pesar de que el Principado aboga por actos virtuales en el 8M ante la pandemia, diversos colectivos han convocado ya concentraciones que se realizarán cumpliendo todas las medidas sanitarias

02 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las restricciones sanitarias impedirán salir a la calle de forma masiva, como en años anteriores, para celebrar el Día Internacional de la Mujer. Desde el Principado se viene insitiendo en que las reivindicaciones se hagan de manera virtual y así lo ha reiterado, una vez más, el presidente asturiano, Adrián Barbón quien ha reconocido que «nuestra situación epidemiológica es muy compleja» y, por tanto, «no estamos para manifestaciones/concentraciones presenciales». De esta manera, se muestra tajante sobre el 8-M y recalca la necesidad de realizar actos de manera online. Sin embargo, las feministas asturianas no piensan quedarse calladas y unirán sus voces, cumpliendo las medidas anticovid, en diversas concentraciones para que los derechos del colectivo no queden confinados y rechazar así la desigualdad de género, en todos los ámbitos.

Por el momento, a pesar de que el Gobierno regional pide a la ciudadanía asturiana que «evite aglomeraciones y manifestaciones presenciales, sean las que sean, para frenar los nuevos contagios por coronavirus», tal y como ha aclarado Barbón a través de un extenso hilo de Twitter, ya se ha comunicado la realización de 16 concentraciones. Según informa Efe, el movimiento 8-M ha convocado 14 en diversos puntos de la región, a las que se suman las notificadas por UGT en Oviedo y la asociación Rapiegas en Gijón. En todas ellas se deben de respetar las medidas sanitarias.

Desde el colectivo 8-M apuntan a través de sus redes sociales que saldrán a la calle como muchos otros sectores que han hecho reivindicaciones. «No nos silenciarán porque sabemos canalizar nuestra fuerza de muchas maneras». Por ello, esta vez se manifestarán con extrema responsabilidad porque «tenemos plena conciencia de la situación sanitaria trabajando en primera línea. Son nuestros trabajos de cuidados, de limpieza y sanitarios los que se han revelado como esenciales, y los que venimos haciendo muchas veces en pésimas condiciones y asumiendo riesgos por los demás», reconocen.