Los expertos piden un margen de tiempo para determinar si Asturias se asoma a la cuarta ola

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

La segunda ola de coronavirus que llegó tras el verano a España, casi triplicó el número de contagios de la primera
La segunda ola de coronavirus que llegó tras el verano a España, casi triplicó el número de contagios de la primera XAIME RAMALLAL

La alta transmisibilidad de la variante británica, dominante en la región, frena el descenso del número de contagios

05 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los casos nuevos de Covid- 19 que se detectan cada día en Asturias dibujan desde mediados del mes de febrero un gráfico con dientes de sierra, es decir con pequeñas subidas y bajadas en el número de pruebas PCR positivas. El mejor dato de las últimas tres semanas se registraba el pasado 28 de febrero al contabilizarse 95 nuevos contagiados, una cifra alentadora en el proceso de salida de la tercera ola que más o menos se mantenía al día siguiente (el lunes 1 de marzo) al notificarse 101 positivos. Sin embargo, el incremento hasta los 165 nuevos positivos que se detectaron el martes y los 150 del miércoles era visto con preocupación por el presidente del Principado, Adrián Barbón, y por los expertos al no tener claro aún cómo interpretar ese aumento del número de contagios que en la jornada de ayer volvían a descender a los 135 nuevos positivos.

¿Está Asturias ante un rebrote de la tercera ola o se está asomando a la cuarta tras el levantamiento de los cierres perimetrales y la flexibilización de las restricciones? Los epidemiólogos consultados por La Voz de Asturias se mantienen prudentes antes de enmarcar el repunte de casos en una u otra situación y consideran que es necesario dar un margen de tiempo para determinar en qué momento epidemiológico nos encontramos.

«Es pronto para responder a esa pregunta», señala el epidemiólogo Pedro Arcos, también director de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres de la Universidad de Oviedo. El mismo señala que Asturias se puede encontrar ante «una estabilización del descenso en la que se produce algún repunte» y que los datos de dos o tres días «no son significativos». A su entender, habría que esperar entre cinco y ocho días para ver cual es la situación. «Hay cierto repunte, pero es imposible saber todavía si es el inicio de la cuarta ola».