Las cuentas de Oviedo, Gijón y Avilés para evitar un nuevo cierre en Semana Santa

La situación de Siero, que vuelve a entrar en nivel extremo, pone en alerta al resto de concejos más poblados de Asturias

La situación de Siero ha puesto en alerta al resto de grandes concejos de Asturias. Tras un mes sin las restricciones extraordinarias aparejadas al nivel de alerta 4+, la mala evolución de la pandemia ha provocado que el concejo vuelva a ser perimetrado este sábado. Esto impactará de lleno en la Semana Santa, ya que la medida es por un periodo inicial de 14 días y no se levantará, en el mejor de los casos, antes del sábado 3 de abril. Y el resto de «grandes» temen que les ocurra algo parecido. Los últimos datos indican que Avilés y Gijón se librarán a corto plazo de nuevas restricciones porque sus cifras están lejos de los límites para cumplir los parámetros fijados por Salud, mientras que Oviedo, aunque todavía tiene margen, es el que podría tenerlo más cerca.

Los criterios fijados por el Principado para que un concejo de más de 30.000 habitantes (Oviedo, Gijón y Avilés) entre en riesgo extremo son estar durante al menos tres días consecutivos en el nivel de alerta 4 del Ministerio de Sanidad y tener una trazabilidad inferior al 75% durante el mismo periodo. Esas son dos condiciones necesarias, pero además debe cumplir una de las dos siguientes: o bien superar una incidencia general a 14 días por cada 100.000 habitantes de 325 durante tres días o superar durante esas tres jornadas el umbral de 195 entre los mayores de 65 años.

Con estos indicadores en cuenta, esta es la situación en cada uno de los tres concejos más poblados de Asturias

Avilés

Junto a Castrillón y Corvera fue el primer concejo en entrar en 4+. A pesar de ello, el covid-19 siguió causando estragos y el Principado reforzó las medidas excepcionales y llegó a cerrar totalmente la hostelería. Pero desde entonces, la situación no ha parado de mejorar y un nuevo cierre se ve muy lejano, ya que solo cumple uno de los parámetros fijados por Salud, el de la trazabilidad. En su área sanitaria ese rastreo de los casos se sitúa en el 69%, según el Observatorio de la Salud, y debe estar por encima del 75%.

En cuanto a la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes, se sitúa en Avilés en el último día del que se disponen datos (17 de marzo) en 71, muy lejos de los 250 que hay que superar para entrar en el nivel 4 del Ministerio de Salud. Debería sobrepasar esta cifra durante tres jornadas consecutivas, por lo que el margen de maniobra es amplio.

La incidencia entre los mayores de 65 años también está lejos del umbral de 195 fijado por Salud para entrar en 4+. El día 17 de marzo era de 45, por lo que está en nivel bajo de incidencia. Por tanto, con estos datos parece bastante seguro que Avilés se librará de un nuevo cierre perimetral en Semana Santa.

Gijón

El punto débil de Gijón, al igual que el de Avilés, es la trazabilidad, que en los últimos días ha empeorado en toda Asturias. Los datos del Observatorio reflejan que en su área sanitaria es del 73,8%, por lo que sí que cumpliría este primer criterio para entrar en 4+.

Bastante mejor es su situación en cuanto a la incidencia a 14 días por cada 100.000 habitantes. El último día se situó en 125, la mitad de los 250 que marca el umbral fijado por Sanidad para entrar en nivel de alerta 4. Por tanto, y teniendo en cuenta que el aumento es paulatino y que hace falta sobrepasarlo durante tres días seguidos, también tiene un amplio margen.

En cuanto a la incidencia entre los mayores de 65 años, esta se sitúa en el concejo en 111, lejos de los 195 necesarios para entrar en 4+. La situación es algo peor que en Avilés pero, salvo que se incremente de forma muy rápida el número de positivos, parece que también evitará el cierre en Semana Santa.

Oviedo

Es el que peor lo tiene de los tres aunque el cierre no sería, ni mucho menos, inmediato. También es el que más preocupa a Salud ya que en el último día se registraron en el concejo cuatro de cada 10 de los nuevos positivos contabilizados en Asturias. A este ritmo, la incidencia crecerá rápidamente.

Al igual que Gijón y Avilés, cumple el criterio de la trazabilidad, ya que se sitúa en el 72%. La incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes lleva tres días subiendo y ya está en 223, muy cerca de los 250 del nivel 4 de Sanidad. Si llega a cumplir ese criterio, algo que, al ritmo actual podría ocurrir en los próximos días, saltarían todas las alarmas.

En ese caso, bastaría con que la incidencia entre los mayores de 65 años, que ahora está en 163 y lleva cinco días subiendo, superase los 195 para cumplir todos los requisitos para entrar en riesgo extremo y ser cerrado perimetralmente. Aunque tiene tiempo para detener el avance de la pandemia, es el que peores números presenta de los tres y el que tiene más posibilidades de cerrar antes de Semana Santa.

Comentarios

Las cuentas de Oviedo, Gijón y Avilés para evitar un nuevo cierre en Semana Santa