«Va a ser imposible que no llegue la cuarta ola a Asturias, pero hay que intentar retrasarla»

El consejero de Salud insiste en el llamamiento a la ciudadanía y también a las autoridades locales para que eviten aglomeraciones o «que lleguen personas que se hayan saltado el cierre perimetral»

Una sanitaria toma la temperatura al consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, en presencia del gerente de área sanitaria V, Manuel Bayona, en el hospital de Cabueñes
Una sanitaria toma la temperatura al consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, en presencia del gerente de área sanitaria V, Manuel Bayona, en el hospital de Cabueñes

Redaccion

La llegada de una cuarta ola de coronavirus en Asturias no se podrá evitar aunque, según el consejero de Salud, Pablo Fernández, se intentará retrasar y ralentizar lo más posible con las medidas derivadas del estado de alarma, que no se flexibilizarán antes del 9 de mayo, y restricciones añadidas como las que se aplican actualmente en Langreo y Siero, por situarse en una situación de «riesgo extremo».

Aunque Asturias aún se mantiene en una situación de «meseta», el consejero de Salud ha dicho observar «con gran preocupación» esa evolución, dada la experiencia de olas anteriores. «Sabemos que va a ser imposible que no llegue, pero hay que intentar retrasarla y que sea lo más lenta posible», ha afirmado tras la reunión telemática del Consejo Interterritorial de Salud.

A nivel nacional, se mantiene una «suave tendencia ascendente, aunque hay doce comunidades autónomas con aumentos significativos y en algún caso »muy acelerado«, pero se mira con preocupación que se pueda seguir la dinámica que se aprecia ya en la mayor parte de los países de Europa, donde se da un »aumento muy importante« de la incidencia.

Para el titular de Salud, ante las fechas festivas en las que nos encontramos, es importante hacer un llamamiento a la población, pero también a las autoridades locales, para evitar aglomeraciones o «que lleguen personas que se hayan saltado el cierre perimetral de la comunidad». En este sentido, ha puesto como ejemplo los lugares a los que están llegando autocaravanas, «a los que quizá haya que prestar especial atención». 

Fernández ha destacado, en cuanto a la presión asistencial, que la ocupación de las ucis no ha bajado a nivel nacional ni de Asturias como en las olas anteriores porque la variante británica ya es la cepa mayoritaria en España y porque la estancia media de quienes sobreviven a la infección es mayor, afortunadamente, informa Efe.

También ha indicado que, pese a los días festivos, se va a seguir haciendo un «gran esfuerzo» en el proceso de vacunación de los residentes en Asturias, especialmente en las personas más vulnerables como son los mayores de 80 años. «Sabemos que va a llegar la cuarta ola y tenemos que tener al mayor número de personas vacunadas», ha dicho, valorando positivamente que ayer se alcanzara un nuevo récord diario en la administración de vacunas

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Va a ser imposible que no llegue la cuarta ola a Asturias, pero hay que intentar retrasarla»