Así son las trampas de colores que prueba Asturias contra la velutina

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Las trampas de colores, en uno de los puntos del muestreo
Las trampas de colores, en uno de los puntos del muestreo

Son tapones en color blanco, amarillo y azul que, una vez finalizada la fase experimental, se pondrán a disposición de la ciudadanía para su impresión en 3D

04 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tienen forma de tapón y pueden ser de color blanco, amarillo y azul. Son las trampas fabricadas por impresión 3D diseñadas para la captura selectiva de reinas de avispa asiática (Vespa velutina) que se están probando en Asturias en el actual trampeo de primavera. Es una de las iniciativas de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial que, dentro del plan de lucha contra la avispa asiática en el Principado, tiene en marcha el Centro de Alerta y Control de Plagas y Especies Invasoras de La Mata. El objetivo es conseguir una trampa eficiente para capturar reinas de velutina que además sea selectiva para reducir los efectos causados por la captura de otros insectos no diana.

El coordinador del Centro de Alerta y Control de Plagas y Especies Invasoras, Eloy Álvarez Ron, explica que el uso del blanco, amarillo y azul en concreto se basa en la recomendación de los entomólogos, puesto que la mayoría de los órdenes de insectos se ven atraídos por alguno de ellos. «Hay gran cantidad de información sobre este tema para plagas agrícolas, pero muy escasa para otras especies. En términos generales, cada orden de insectos se ve más atraído por un color que por otros, por eso se ha decidido incorporar también esta variable a las pruebas con esas tres alternativas en blanco, amarillo y azul», explica.

El hecho de que la trampa haya sido diseñada para su fabricación aditiva (impresión 3D), con la colaboración de la Universidad de Oviedo a través del laboratorio MediaLab, permite una gran versatilidad para poder realizar modificaciones sobre el modelo y precisamente una de ellas es el color. Pero más allá del uso de estos tres colores, el objetivo también pasa por conseguir una trampa realmente selectiva. «La selectividad es una de las principales características con la que se pretende dotar al modelo para evitar la captura de insectos diferentes a la avispa asiática y, en el caso de ser capturados, que dispongan de vías de escape de la trampa», explica Álvarez Ron.