La asturiana que escapó de dos guerras

Muere a los 96 años Emilia Fernández Cueli, una de los «niños de la guerra» evacuados a Rusia en 1937

La asturiana Emilia Fernández Cueli, una «niña de la guerra» que fue evacuada a la Unión Soviética en 1937. Ayer murió en Avilés a los 96 años
La asturiana Emilia Fernández Cueli, una «niña de la guerra» que fue evacuada a la Unión Soviética en 1937. Ayer murió en Avilés a los 96 años

Había nacido en 1925 y el pasado mes de febrero cumplió 96 años. Fue, la de la asturiana Emilia Fernández Cueli, una vida intensa y lúcida hasta el final. Ayer falleció en Avilés, donde vivía desde su retorno de Rusia, aunque había nacido en Gijón.

Durante la Guerra Civil, Emilia fue uno de los más de 1.000 «niños de la guerra» evacuados a la Unión Soviética ante el avance de las tropas franquistas en el Frente Norte. Se embarcó en El Musel en 1937 y tras una larga travesía por mar fue alojada en una casa infantil en Leningrado (hoy San Petersburgo).

Llegaron a Leningrado el 5 de octubre, casi dos semanas después de haber salido de Gijón. El peor momento que recordaba Emilia fue la invasión alemana de Rusia en 1941 y el cerco a la ciudad, que duró dos años y medio. Según cuenta Gonzalo Barrena en el blog de la organización Niños de Rusia, su propia madre y Emilia habían atravesado el Cáucaso huyendo de los nazis junto a otros «niños de la guerra» españoles (en aquel momento ya adultos jóvenes) entre agosto y septiembre de 1942.

Niños de la guerra evacuados a la Unión Soviética durante la Guerra Civil española.
Niños de la guerra evacuados a la Unión Soviética durante la Guerra Civil española.

«El pequeño grupo de Emilia y Dulce lo componían personas de más edad y una niña a quien le faltaba una pierna, seccionada por un vagón apenas unos meses antes. El grupo se rezagaba y en más de una ocasión caminaron entre las tropas rusas, que se replegaban, y la vanguardia alemana que intentaba darles caza», dice Barrena. Un parte del ejército nazi avanzaba a marchas forzadas hacia Bakú mientras el famoso 6º Ejército de Paulus se dirigía hacia Stalingrado (hoy Volgogrado), donde las tornas de la contienda empezarían a cambiar.

«A los españoles, que llevaban unos meses de cierta tranquilidad en Mostovoye tras la evacuación de Leningrado, les sorprendió la nueva invasión. No tuvieron tiempo de alcanzar el ferrocarril y hubieron de echarse al monte, buscando el nacimiento del río Labá y los pasos (perevaly) de la cordillera». La travesía duró casi un mes hasta que llegaron a las inmediaciones de Sujumi, a orillas del Mar Negro. «Aquel durísimo recorrido quedó grabado para siempre en la memoria de los repatriados, y lo revivían una y otra vez en las tardes de Rusia».

Después, Emilia estudió para técnico textil en la ciudad de Tbilisi? y llegó a ser jefa de taller en Moscú. Pasaron los años, la Guerra Civil y la II Guerra Mundial. En 1957, después de 25 años, Emilia regresó España ya casada y con una niña. Volvió con tres de sus hermanos, mientras las otras dos quedaron en Rusia donde ya tenían familia. Recalaron en la vivienda familiar, en donde estuvo viviendo hasta que su marido comenzó a trabajar en Ensidesa.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La asturiana que escapó de dos guerras