Indemnizan a la limpiadora que se pinchó en el HUCA con una jeringuilla con sangre

El Servicio de Salud del Principado es condenado a pagar 7.963 euros a la trabajadora que durante un año estuvo sometida a pruebas tras dar positivo en anticuerpos en hepatitis B

Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)
Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)

Oviedo

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha condenado al Servicio de Salud del Principado (SESPA) a pagar 7.963 euros a una limpiadora que se pinchó con una aguja conectada a una jeringa con contenido hemático cuando trabajaba en el HUCA y que durante un año estuvo sometida a pruebas tras dar positivo en anticuerpos en hepatitis B.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA ha estimado así parcialmente el recurso que el abogado José Luis León interpuso en nombre de la trabajadora contra la desestimación de la reclamación de responsabilidad patrimonial que presentó contra el SESPA el 17 de octubre de 2018 y que el Principado resolvió una semana después con una indemnización de 5.963 euros. El TSJA eleva ahora en 2.000 euros la indemnización inicial al declarar probado que el SESPA no adoptó las medidas de seguridad necesarias para impedir el accidente laboral de la trabajadora.

Los hechos ocurrieron el 8 de agosto de 2017, cuando la limpiadora se pinchó cuando se disponía a tirar una bolsa de basura que no presentaba ningún símbolo o color que le advirtiera de la presencia de residuos sanitarios en la planta de Hematología y Oncología del HUCA.

Al día siguiente, la trabajadora acudió al servicio de Urgencias del centro, donde se le apreció una herida punzante en la cara interna del pie derecho y se sometió a los análisis en VIH, VHB y VHC que dieron negativos y la serología que se le realizó dio anticuerpos en hepatitis B, por lo que en el servicio de Prevención se le ofreció tratamiento profiláctico para VIH que ella aceptó.

A partir de ahí, los servicios médicos de FREMAP empezaron a realizar estudios analíticos que se repitieron inicialmente al mes y posteriormente cada tres meses, seis meses y al año y quedó en situación de baja laboral y una vez que volvió al trabajo siguió con controles analíticos.

La trabajadora sufrió a raíz del pinchazo alteraciones de conducta y pérdida de memoria que atribuyó al accidente laboral y denunció a la administración sanitaria por su actuación negligente a la hora de cumplir las normas y protocolos de seguridad en la eliminación de instrumentos cortantes y punzantes, que según expone la sentencia «ha sido causa directa de un daño que no tiene por qué soportar».

La compañía Aseguradores Agrupados S.A., con la que tiene una relación contractual el SESPA, reconoció que la limpiadora nunca debió encontrarse una jeringuilla con contenido hemático en una bolsa de plástico, pero pidió al tribunal que la indemnización se limitara a los días de baja laboral -del 10 de agosto al 19 de octubre de 2017- y a los posibles daños morales derivados del accidente.

El TSJA anula la resolución administrativa del SESPA que concedió 5.963 euros a la limpiadora y acuerda elevar la cuantía indemnizatoria hasta los 7.963 euros por la responsabilidad patrimonial de la administración. La sentencia no es firme y contra la misma cabe interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS) si se denuncia infracción de legislación estatal o ante la misma Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA si lo es por la legislación autonómica, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Indemnizan a la limpiadora que se pinchó en el HUCA con una jeringuilla con sangre