Asturias logra controlar la temible variante brasileña

Salud no ha detectado nuevos casos después de los siete positivos que se contabilizaron a principios de abril

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado

Redaccion

Asturias no ha detectado nuevos casos de la variante brasileña al menos desde el pasado 5 de abril. Ese día se publicaba una resolución de la Consejería de Salud para prorrogar las restricciones en vigor para evitar la propagación del coronavirus en la que se especificaba que, en concreto, en esa misma jornada «se han identificado siete casos con presencia de esta variante del virus en varios focos independientes en los que se está estudiando su evolución y la posible relación entre ellos».

Desde la Consejería de Salud ayer se indicaba que no ha habido cambios respecto a la presencia en Asturias de esta nueva variante y que los casos, así como sus contactos estrechos, fueron detectados en su momento con las consiguientes cuarentenas y aislamientos de las personas afectadas.

El primer caso de esta cepa, cuyo origen se sitúa en la ciudad amazónica de Manaos y que tiene una gran capacidad de contagio, se detectaba el pasado 24 de marzo. Dos días después ya se habían confirmado un total de cuatro casos, de los que en su momento se dijo que estaban relacionados con dos grupos familiares relacionados con casos importados de Sudamérica. Uno de ellos, en concreto, de Argentina.

Por entonces, en España solo se habían detectado una veintena de casos y, en la actualidad, según la última actualización del Ministerio de Sanidad que se publicaba precisamente ayer, son 35.

De ellos, tres son casos aislados y el resto se reparten en ocho brotes. Uno de los casos aislados y tres de los brotes -con ocho casos en total- estaban relacionados con viajes a Brasil, mientras que otro de los casos esporádicos se vincula a otro viaje a Venezuela. Solo uno de los brotes estaba relacionado con un viaje a Argentina y tenía implicados cinco positivos.

En el resto de casos detectados en el conjunto de España -uno aislado y cuatro brotes más con 19 positivos en total- no se había podido establecer vínculo epidemiológico alguno con Brasil u otros países. Y uno de los positivos dentro de estos brotes era una probable reinfección, que es una de las características de la variante P.1, puesto que los científicos le atribuyen una probabilidad de reinfección de entre el 25% y el 60%.

Ese es uno de los motivos por los que la variante brasileña, denominada P.1, ha despertado preocupación entre las autoridades sanitarias, además de su elevada capacidad de transmisibilidad, su asociación con una mayor gravedad y letalidad y su afectación a personas más jóvenes que en las variables anteriores de covid-19.

Una de las armas que tiene Asturias para combatirla, aparte de continuar avanzando en el proceso de vacunación y en la aplicación individual y colectiva de las medidas sanitarias para evitar la propagación de la pandemia, es la secuenciación genómica de los nuevos contagios, labor que se desarrolla a través de los servicios de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública y del Laboratorio de Virología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que también es fundamental en la detección precoz de la variante británica.

No en vano, el Laboratorio de Virología del HUCA, integrado en la red nacional de equipamientos con capacidad de secuenciación, analizó incluso de manera retrospectiva muestras desde el pasado octubre en adelante con una técnica que, además, permite encontrar la mutación en menos de una hora.

Por el momento, ambas variables, británica y brasileña, están siguiendo caminos diferentes en Asturias. Así, mientras la cepa británica (B.1.1.7), que llegó a Asturias a finales del mes de diciembre, ya representa el 99% de los casos diagnosticados en la comunidad tras casi tres meses y medio, la presencia de la brasileña, tras unas tres semanas desde su irrupción, sigue siendo excepcional dado el número de casos detectados. En todo caso, ambas son más contagiosas y, como se repite a diario desde Salud, «obligan a actuar con la máxima precaución».

El Principado advierte de que suben los contagios entre jóvenes de 15 a 25 años

La Voz
Varias personas caminan por el paseo de la playa de San Lorenzo de Gijón
Varias personas caminan por el paseo de la playa de San Lorenzo de Gijón

La incidencia de coronavirus en esta franja de edad se ha incrementando en más de un 90% en las últimas semanas

La Consejería de Salud ha constatado un considerable incremento de casos entre jóvenes de 15 a 25 años en las últimas semanas en el Principado de Asturias. Así, la incidencia acumulada a 14 días entre este grupo de la población se ha incrementado en más de un 90%, dado que a finales de marzo se registraban 191 casos y el pasado sábado, 281.

El aumento en la incidencia es especialmente significativo en los últimos siete días. Así, el número de casos en esta franja de edad ha sido un 71% superior al dato global de Asturias a 14 días, y ha aumentado un 98% en la última semana.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias logra controlar la temible variante brasileña