Un asturiano, entre los mejores fotógrafos de aves del mundo

El avilesino Mario Suárez es finalista del prestigioso concurso «Bird Photographer of the Year 2021»

Aguja colipinta
Aguja colipinta

Redacción

Su pasión por la fotografía y su gran interés por las aves ha hecho que el asturiano Mario Suárez Porras sea finalista del Bird Photographer of the Year 2021. Un prestigioso premio, que se fallará en septiembre en la feria ornitológica más importante del mundo, en Inglaterra. No es la primera vez que este profesor de las Dominicas de Oviedo, quien inculca el amor por la naturaleza a sus alumnos, llega hasta la final. En el 2018 ya fue candidato a llevarse el galardón. Sin embargo, este año, pese a la gran competencia que hay, tiene las expectativas muy altas.

Hasta 22 fotografías presentó el avilesino, pero solo una de ellas ha logrado colarse en la sección final del concurso. Esta, a su vez, fue elegida de entre más de 22.000 retratos tomados por fotógrafos procedentes de 73 países. Además, la instantánea sacada en Asturias ya ha sido publicada en el listado de finalistas de los medios de referencia como la BBC o National Geographic. «Aparece de las primeras y eso es muy buena señal», asegura entusiasmado.

Se trata de una aguja colipinta a contraluz, posada a última hora de la tarde en el arenal de una playa de Gijón, durante su trayecto migratorio. «Es un ave muy especial porque es el que tiene el récord mundial de vuelo sin escalas de mayor distancia. A un pájaro de esta especie le pusieron un geolocalizador e hizo en tan solo siete días más de 12.000 kilómetros. Fue desde donde cría en Alaska hasta Nueva Zelanda, donde pasa el invierno», explica Porras y añade que «hay algunas que paran durante el viaje, como en el caso de la que yo retraté».

Para tomar la fotografía, el avilesino aprovechó a que estaba oscuro para arrastrase hacia el ave sin causarle ninguna molestia. «Es fácil ver esta especie en Asturias, sobre todo en septiembre y en mayo, que es cuando se dan los pasos migratorios, pero tuve suerte por la luz que pillé», afirma. Pero, para conseguir la instantánea perfecta, «hice una subexposición para conseguir resaltar la silueta y subí la temperatura para destacar los naranjas de la puesta de sol que había en ese momento», reconoce.

Uno de los objetivos del prestigioso concurso es promover la conservación. «Lo que conoces puedes cuidar y amar, pero lo que no se conoce hay que mostrarlo para así conocerlo y conservarlo. En este caso, las aves son los animales que peor lo están pasando por el tema de la contaminación y el cambio climático», relata. Por eso, «no se puede modificar la fotografía, es decir, no se puede aplicar ningún filtro ni retoque. Además, para que puedas participar hay que enviar el archivo original en RAW porque así pueden ver, en el caso de que así sea, todos los cambios que has realizado», detalla Porras.

Texturas de los acantilados vascos del monte Jaizkibel
Texturas de los acantilados vascos del monte Jaizkibel

Además, Mario Porras se ha hecho este año con el Nature´s best Photography, el concurso de Fotografía de Naturaleza más importante de América y el segundo del mundo en cuanto a participación con más de 30.000 imágenes. Ha obtenido el primer premio en la categoría de Arte y Naturaleza con una foto de las texturas de los acantilados vascos del monte Jaizkibel.

De esta manera, el avilesino amplía así su extenso currículum en el que cuenta con diversos galardones de renombre como el National Geographic Nature Photographer of the Year 2016. Además, es fundador y presidente de AFONAS, la sociedad de fotógrafos de Naturaleza de Asturias. También ha sido jurado en varios concursos internacionales de fotografía de naturaleza.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un asturiano, entre los mejores fotógrafos de aves del mundo