El transporte se rebela ante los peajes: «Al ministro el sector le importa un pito»

L.O.

ASTURIAS

La carretera ASII, que une Oviedo y Gijón, aparece desierta en la mañana de este sábado tras la entrada en vigor del cierre perimetral de estas ciudades por la covid-19
La carretera ASII, que une Oviedo y Gijón, aparece desierta en la mañana de este sábado tras la entrada en vigor del cierre perimetral de estas ciudades por la covid-19 Juan González

Asetra carga contra el cobro en todas las autovías y denuncia que lastraría la competitividad de la economía

21 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Si la noticia de la posibilidad de extender el cobro de peajes a la generalidad de las autopistas ha caído como cubo de agua fría entre los conductores particulares, entre los profesionales se considera algo catastrófico y que puede lastrar, a su juicio, la competitividad de la economía española. En el caso de Asturias, destacan además que supone una losa añadida al «agravio» del peaje del Huerna, la única conexión por autopista entre el Principado y la meseta, prorrogado hasta el año 2050.

Así lo destacó el presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte y Aparcamiento de Asturias (Asetra), Ovidio de la Roza, quien resaltó su rechazo absoluto a la medida y su decepción con la administración central, «parece que al ministro de Transportes este sector le importa un pito, no ha recogido ni una de los diez puntos que le propusimos en la pandemia y ahora esto».

¿De qué se trata? La propuesta no es nueva pero ahora ha plasmado por primera vez en un documento oficial, en el Plan de recuperación, transformación y resiliencia que se remite a la Unión Europea. La idea es tratar de reducir desequilibrios territoriales, ya que hay comunidades con muchas vías de pago y otras en las que son residuales, y también garantizarse el costoso mantenimiento de la red. Con todo, De la Roza señaló que el sector de transporte y la mercancía por carretera ya aporta «11.000 millones en fiscalidad a las arcas del estado, nos parece suficiente para el mantenimiento de las vías que, por cierto, últimamente es alarmante».