Por qué Asturias será la región más rezagada en la recuperación, según el BBVA

La entidad revisa sus previsiones económicas para 2021 y 2022 y Asturias no sale bien parada

Industria asturiana
Industria asturiana

BBVA Research ha revisado sus previsiones de crecimiento para España y las comunidades autónomas y en el balance, Asturias sale malparada. Según el observatorio regional, el Principado será junto a Baleares y Canarias la región a la que le costará más salir de la crisis económica causada por la pandemia. Según el BBVA, Asturias será la más rezagada en 2022 y atribuye ese retraso al comportamiento de la industria.

«El sector industrian no muestra señales de recuperación y el impacto negativo del precio del petróleo podría más que compensar los impulsos anteriores». El informe calcula que en 2020 la economía asturiana cayó un 10,8%, la quinta región más afectada por la pandemia tras las cuatro potencias turísticas: Baleares, Canarias, Cataluña y Andalucía. Para 2021 prevé el tercer menor crecimiento (solo el 5%), tras Extremadura y Castilla-La Mancha. Y para 2022 dibuja un panorama lúgubre para Asturias: registrará el menor ascenso de toda España, con una subida del 5,8% del PIB.

¿Y a qué se debe esta atonía económica? El BBVA sostiene que las comunidades con más industria en declive, más intensidad de uso en la energía o menos capital humano parten con  desventajas para aprovechar rápidamente los impulsos ligados a los fondos europeos y recuperar el ritmo del consumo, en un contexto de menor creación de empleo. Los riesgos sobre este escenario continúan enfocados en el avance de la vacunación, las consecuencias sobre el empleo y el impacto sobre el tejido productivo tras la crisis. «En particular, los fondos europeos Next Generation pueden suponer un empuje diferencial para las regiones más orientadas a producir servicios», frente a las que, como Asturias, producen con mayor intensidad de emisiones por unidad de PIB.

En opinión del instituto económico de BBVA, es necesario que las comunidades sean rápidas, eficientes y transparentes en la gestión de los recursos crecientes a su disposición en próximos años: «El aumento de ingresos por la recuperación, el REACT-EU y las inyecciones de capital para empresas dependen de su buena gestión, así como la implementación de parte de las reformas ligadas al plan de recuperación».

Sin embargo, el BBVA Resarch augura que en materia de empleo la región no sale tan malparada. El empleo en Asturias solo caería un 1,6% y en 2021 crecería un 0,6% y un 2,3% en 2022. En cualquier caso, en la revisión del instituto económico se predice que Asturias caerá tres décimas más de las previstas inicialmente. El BBVA ha revisado al alza la previsiones de crecimiento para este año en Cantabria, Aragón y País Vasco (0,2 puntos porcentuales en cada una); ha rebajado las de Baleares, con una caída de 2,3 puntos, Canarias (-2 puntos), Catalunya (-0,4 puntos) y Asturias (-0,3 puntos), y las ha mantenido en el resto de comunidades.

La entidad ha recordado que en el primer trimestre de 2021 se observó una ralentización generalizada de la actividad. El empeoramiento de la situación sanitaria, tanto en España como en Europa, el 'brexit', el encarecimiento del petróleo y la borrasca Filomena habrían frenado la recuperación del consumo y el avance de la demanda externa, a lo que se le suma la debilidad mostrada en este periodo por el turismo extranjero. No obstante, BBVA Research prevé una mayor recuperación en los próximos meses y mantiene la previsión de crecimiento para España en 2021, con un crecimiento del 5,5%, y del 7% en 2022.

A nivel regional, diversos factores explicarían la revisión de las previsiones en algunas comunidades. En concreto, el encarecimiento del petróleo restará en torno a medio punto al crecimiento, pero este impacto será mayor en las comunidades industriales del norte como Asturias por la elevada intensidad energética de su producción. Por otro lado, las restricciones a la movilidad afectan de forma negativa al consumo y limitan la recuperación del turismo, que está siendo algo más lenta de lo esperado. Esto condiciona el aumento de la actividad económica, principalmente en Baleares, Canarias y Cataluña.

Por el contrario, se espera que el avance de las exportaciones y las inversiones por el impulso en EE.UU. y el mayor dinamismo de Europa compense, por lo menos en parte, los efectos negativos anteriormente mencionados sobre la economía catalana, e impulse el crecimiento en Aragón, Cantabria y País Vasco. En la Comunidad de Madrid, además, el crecimiento se ve favorecido por el dinamismo de las exportaciones de servicios no turísticos y del consumo local. En esta comunidad, y a pesar de los efectos de la tormenta Filomena, las limitaciones para salir de la región podrían estar favoreciendo un gasto interior algo más elevado, según se apunta en el Observatorio.

En todo caso, la recuperación, y la capacidad de aprovechamiento de la misma por las regiones, estaría condicionada por la aceleración del ritmo de vacunación, la evolución del mercado laboral, la resistencia del tejido productivo a la crisis y el impulso de proyectos que favorezcan la transición ambiental y el incremento de las competencias digitales, según se advierte en el informe.

Factores que impulsan la recuperación

BBVA Research prevé una aceleración de la recuperación apoyada principalmente en los avances en la lucha contra la pandemia, la implementación de los programas de los fondos europeos y un entorno internacional con políticas de demanda expansivas, sobre todo en EE.UU. A medida que avance la vacunación y mejoren los indicadores sanitarios, se reducirán las restricciones a la movilidad, lo que permitirá dinamizar el consumo y reactivar el turismo. Así desde mediados de febrero, se observa un aumento de las compras presenciales con tarjeta. En ausencia de rebrotes, el consumo debería continuar creciendo en el segundo trimestre de 2021.

Los fondos Next Generation EU (NGEU), las reformas activadas y el dinamismo en Europa supondrán un impulso a la inversión que se notará especialmente en los bienes de equipo, lo que apoyará el crecimiento, principalmente en Navarra, País Vasco y Aragón, pero también en Galicia, Castilla y León, Madrid y Catalunya. A lo anterior se suma el impacto de las ayudas directas recientemente aprobadas por el Gobierno de España, especialmente en Canarias y Baleares.

Por su parte, el impulso fiscal en Estados Unidos tendrá un impacto indirecto positivo a través de la mejora de la demanda europea, principalmente en los sectores de bienes de equipo y semimanufacturas. Por regiones, las más favorecidas serán Murcia, la Comunidad Valenciana, Asturias, La Rioja, Navarra y Aragón. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Por qué Asturias será la región más rezagada en la recuperación, según el BBVA