Chus Serrano, finalista de Got Talent: «Mi experiencia con Risto fue muy grata. Es a la persona que más tengo que agradecer»

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

Chus Serrano, fialista de la sexta edición de Got Talent
Chus Serrano, fialista de la sexta edición de Got Talent

El asturiano, una de las sensaciones de la sexta edición, repasa su paso por el programa, cómo está viviendo el boom televisivo y sus planes de futuro

04 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Natural de Aller, pero afincado en Gijón. Artista polifacético donde los haya. Chus Serrano ha sido una de las sensaciones de la sexta edición de Got Talent España. Pese a no alzarse con el galardón, con su última actuación en el programa de Telecinco ha dejado el listón por las nubes. Su sueño, el de dedicarse de lleno a los musicales, está cada vez más cerca tras finalizar la emisión de reality. Con 18 años se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Gijón para estudiar arte dramático. Desde entonces estuvo vinculado profesionalmente al mundo de la orquestas. Ahora, con 37 años, su paso por Got Talent puede suponerle un punto de inflexión en su carrera por adentrarse en el teatro musical.

 -¿Cómo está viviendo todo este boom televisivo?

-Lleva grabado desde hace tiempo, pero estoy todavía intentando asimilarlo. Una vez que lo ves todo proyectado en pantalla te sigue emocionando, incluso más. Hasta el momento de la emisión no tienes tanto feedback y una vez que sale por la tele es cuando te das cuenta realmente de la repercusión que tiene. Me encuentro digiriendo un poco todo.

-Después de su actuación en la final de Got Talent todo el mundo habla de usted, pero ¿quién es realmente Chus Serrano?

-Chus Serrano es un peón de la música que desde que tenía uso de razón tuvo claro que lo que le apasionaba era cantar. Pude dudar de muchas cosas, pero que lo siempre tuve claro es que la música era mi pasión.

-¿De dónde viene esa pasión por los musicales?

-De siempre también me gustó la interpretación, así que quise juntar las dos disciplinas. La combinación me llevó al teatro musical. Con 18 años decidí entrar en la escuela de arte dramático de Asturias. Ahí fue donde empezó todo.

-Canta, baila e interpreta. Es un artista muy polifacético. ¿Tiene alguna preferencia?

-El canto, sin duda. Luego iría la interpretación y por último el baile. Al final son ingredientes necesarios para un musical. Tienen que ir de la mano.

-Hábleme sobre su trayectoria profesional. Comentaba que empezó a los 18 años. Ahora tiene 37. ¿Qué ha hecho en ese periodo de tiempo?

-Mi trayectoria profesional estuvo más ligada al mundo de las orquestas, más que al teatro musical. Hice dos espectáculos, pero mi trayectoria ha estado ligada a los grupos musicales de las orquestas.