Chus Serrano, finalista de Got Talent: «Mi experiencia con Risto fue muy grata. Es a la persona que más tengo que agradecer»

El asturiano, una de las sensaciones de la sexta edición, repasa su paso por el programa, cómo está viviendo el boom televisivo y sus planes de futuro

Chus Serrano, fialista de la sexta edición de Got Talent
Chus Serrano, fialista de la sexta edición de Got Talent

Redacción

Natural de Aller, pero afincado en Gijón. Artista polifacético donde los haya. Chus Serrano ha sido una de las sensaciones de la sexta edición de Got Talent España. Pese a no alzarse con el galardón, con su última actuación en el programa de Telecinco ha dejado el listón por las nubes. Su sueño, el de dedicarse de lleno a los musicales, está cada vez más cerca tras finalizar la emisión de reality. Con 18 años se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Gijón para estudiar arte dramático. Desde entonces estuvo vinculado profesionalmente al mundo de la orquestas. Ahora, con 37 años, su paso por Got Talent puede suponerle un punto de inflexión en su carrera por adentrarse en el teatro musical.

 -¿Cómo está viviendo todo este boom televisivo?

-Lleva grabado desde hace tiempo, pero estoy todavía intentando asimilarlo. Una vez que lo ves todo proyectado en pantalla te sigue emocionando, incluso más. Hasta el momento de la emisión no tienes tanto feedback y una vez que sale por la tele es cuando te das cuenta realmente de la repercusión que tiene. Me encuentro digiriendo un poco todo.

-Después de su actuación en la final de Got Talent todo el mundo habla de usted, pero ¿quién es realmente Chus Serrano?

-Chus Serrano es un peón de la música que desde que tenía uso de razón tuvo claro que lo que le apasionaba era cantar. Pude dudar de muchas cosas, pero que lo siempre tuve claro es que la música era mi pasión.

-¿De dónde viene esa pasión por los musicales?

-De siempre también me gustó la interpretación, así que quise juntar las dos disciplinas. La combinación me llevó al teatro musical. Con 18 años decidí entrar en la escuela de arte dramático de Asturias. Ahí fue donde empezó todo.

-Canta, baila e interpreta. Es un artista muy polifacético. ¿Tiene alguna preferencia?

-El canto, sin duda. Luego iría la interpretación y por último el baile. Al final son ingredientes necesarios para un musical. Tienen que ir de la mano.

-Hábleme sobre su trayectoria profesional. Comentaba que empezó a los 18 años. Ahora tiene 37. ¿Qué ha hecho en ese periodo de tiempo?

-Mi trayectoria profesional estuvo más ligada al mundo de las orquestas, más que al teatro musical. Hice dos espectáculos, pero mi trayectoria ha estado ligada a los grupos musicales de las orquestas.  

-¿En qué momento decidió presentase a Got Talent?

-Lo decidí en pleno confinamiento, con mucho miedo e incertidumbre. No sabía qué iba a ser de mi vida. Fantaseé con la ilusión de qué sería de mí en un programa como Got Talent, así que decidí llamar. Tenía esperanza, pero asimilando que me dijeran que no. No era la primera vez que me presentaba a un concurso, pero dije: bueno mira, el no ya lo tengo.

-¿Con qué objetivo fue al programa?

-Con el de que me abriera otra puertas. Puertas que llevo picando durante mucho tiempo y no me abren porque es difícil, somos muchos y uno todavía no es conocido. Mi intención sobretodo es que se me abriera un nuevo escaparate para dar mayor visibilidad a lo que me gusta.

-Fue el primer concursante de esta edición en llevarse el pase de oro, asegurando una plaza en la final. ¿Cómo se sintió en ese momento?

-No me lo creí. Fue un momento muy emocionante. Lo pude compartir con mis familiares, que estaba allí. Pero si hubiera estado solo no hubiese sido consciente de lo que estaba viviendo. Que los cuatro del jurado se pusieran de acuerdo era algo muy difícil, además de la calidad del resto de participantes. Nunca esperé que me lo dieran a mí. Fue muy inesperado, la verdad.

-A raíz de ese momento su puesto en la final estaba asegurado. Apostó por los musicales Cabaret y Chicago. ¿Por qué?

-Aposté por ellos dejándome asesorar por los directores artísticos de Got Talent. Al final me convencí de que era lo mejor para completar mi paso por el programa. Las otras propuestas que tenía se asemejaban un poco a las otras actuaciones. Esta mostraba algo diferente de mí.

-¿Cómo preparó la actuación?

-Le dediqué muchas horas en casa. Lo que preparé por mi cuenta fue el personaje de Maestro de Ceremonias (MC) y la canción. La parte coreográfica fue poco tiempo antes de presentarlo. Fui a Madrid y allí me reuní con el cuerpo de baile para prepararlo. Lo que intenté fue encarnarme en ese personaje andrógino. Y me centré mucho en eso.

-De entre los cuatro integrantes del jurado (Dani Martínez, Paz Padilla, Edurne García y Risto Mejide), ¿tenía miedo de la crítica sobre usted que pudiera hacer alguno?`

-Uno siempre va expectante del comentario que te pueda hacer Risto. De alguna manera va siempre a buscar el detalle, pero mi experiencia fue muy grata. Es a la persona que más tengo que agradecer en mi paso por Got Talent. También estaba expectante de Edurne, que al ser la cantante tiene también mayor conocimiento de la música e identificar un fallo que puedas tener en un momento dado.  

-Mientras estaba realizando su actuación final, entre el público estaba Natalia Millán, una de las referencias de los musicales en España. Al término, ella le dijo estas palabras: «Tienes muchas posibilidades. Cree en ti porque tienes motivos para ello». ¿Qué supone este mensaje para usted, más viniendo de una artista como Millán?

-No me dejaré de emocionar. Para mí es un referente. Estuve viviendo con ella dos semanas para preparar el número porque era mi referencia. Lo que menos te esperas es que luego fuera a evaluar la actuación. Que te diga esas palabras de amabilidad, con intención de lanzarte un mensaje positivo y constructivo me pareció muy generoso.

-¿Si tuviera que definir su paso por Got Talent con una palabra cuál sería?

Increíble. Con mayúsculas.

-A lo largo del programa usted dijo que su sueño era que sonara el teléfono y que fuera alguien ofreciéndole formar parte de su compañía teatral. ¿Ya ha sucedido?

-No ha pasado todavía, así que aprovecho esta entrevista para decirlo. Pero sí se han puesto en contacto representantes. De hecho, esta mañana (por ayer) me iba a llamar uno que también tiene una empresa que hace espectáculos, para un musical. Pero todavía no pudimos hablar.

-¿Cuáles son sus planes de futuro inmediatos?

-Esperar y ver qué me ofrecen a nivel laboral. También empezar a moverme por este mundillo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Chus Serrano, finalista de Got Talent: «Mi experiencia con Risto fue muy grata. Es a la persona que más tengo que agradecer»