Piden tres años y 5 meses de prisión para un ganadero por provocar en un mes 3 incendios en Piloña

La Voz REDACCION

ASTURIAS

Un bombero, durante una intervención en un incendio
Un bombero, durante una intervención en un incendio Sepa

Otra acusada de provocar otro fuego en Cangas de Onís se enfrenta a una petición de 9 meses de cárcel

04 may 2021 . Actualizado a las 12:50 h.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita condenas que suman 3 años y 5 meses de prisión para un ganadero acusado de provocar tres incendios forestales en un mes en el concejo de Piloña. La vista oral está señalada mañana, 5 de mayo de 2021, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, a las 10.00 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, el acusado, en hora no determinada próxima a las 12.40 del día 15 de marzo de 2018, con el ánimo de limpiar una zona de una finca ubicada en el Valle (Piloña), que se encuentra rodeada y cerrada por una alambrada para que su ganado no pueda salir, prendió fuego directamente al matorral más denso que se encontraba próximo al cebadero de los animales. Lo hizo sin permiso y sin medios que impidiesen la propagación de las llamas. Así, el fuego se extendió, quemando 0,67 hectáreas de matorral de tojo y eucalipto. Fue precisa la intervención de Bomberos de Asturias con base en el parque de Piloña, que consiguió extinguir el incendio sobre las 14.22 horas de ese mismo día. El fuego afectó a cinco parcelas. Los titulares de dos de ellas renunciaron a cualquier indemnización. Los gastos de las labores de extinción ascendieron a 621 euros.

Sobre las 18.51 horas del día 3 de abril de 2018, con el mismo ánimo y a escasos 20 metros del área de inicio del incendio del día 15, el acusado prendió fuego directamente en una zona de tojo y zarzamora de gran densidad, próxima al comedero de su ganado, haciéndolo sin permiso y sin medios que impidiesen la propagación de las llamas. El fuego se extendió, siendo precisa la intervención del parque de bomberos de Piloña, que logró extinguirlo sobre las 20.48 horas de ese mismo día. La superficie quemada fue de 3,49 hectáreas, principalmente tojo, roble, castaño y eucalipto. Los gastos de extinción ascendieron a 182,03 euros. El fuego, que no causó perjuicios medioambientales valorables económicamente, afectó a seis parcelas.