La «teoría del 10»: por qué se quiere sancionar al profesor que pone sobresalientes

L.O.

ASTURIAS

Yván Pozuelo afronta una sanción de Educación por llevar a la práctica las tesis de su «rebelión» pedagógica

03 jun 2021 . Actualizado a las 09:28 h.

Hay profesores, sobre todo en la universidad, sobre todo en el pasado, que construyeron su fama de huesos sobre la fiera resistencia a conceder el aprobado, como si lograrlo fuera una proeza, un triunfo inalcanzable. Son maestros con mala fama, pero no más. ¿Qué pasaría al revés, con un profesor con tanta predisposición a poner sobresaliente que la gran mayoría de sus alumnos terminen el curso con un 10 en sus notas? Ha pasado en Gijón, en el IES Laboral, en las clases de francés y el profesor, Yván Pozuelo está sometido a un expediente que, en el peor de los casos, podría terminar con su expulsión.

Porque así, la causa del expediente es la generalidad de los sobresalientes con lo que terminan sus clases. Pero Pozuelo asegura que no los concede porque sí, sino de forma razonada, en una suerte de rebeldía contra buena parte de los pilares del actual sistema educativo. Autor de varios libros, uno de ellos ¿Negreros o docentes? La rebelión del 10, ha sido el inicio de sus problemas, también una entrevista en la que explicaba las tesis que le han llevado a promover estas calificaciones. 

Pozuelo se muestra contrario a los libros de texto, a los deberes en casa, pero sobre todo al sistema de evaluciones y en su obra señala, por ejemplo que «la nota es el principal parásito del proceso de enseñanza-aprendizaje», también que «la nota es una arbitraria varita mágica»; o que «la nota no suma solo resta, discrimina y segrega». Cuenta que a lo largo de su trayectoria, que no es corta, se dio cuenta de que muchos alumnos que realizaban los ejercicios correctamente en las clases fallaban luego en los exámenes, que alumnos de 10 de «toda la vida» no podían afrontar el día que llegaba un suspenso, o que, pese a los cambios en el sistema de enseñanza, la memoria todavía seguía siendo clave y pilar para conseguir las ansiadas notas. Hay una mayoría de alumnos con 10 en las clases de Pozuelo, pero no todos. Ni tampoco son de 10 siempre todas las calificaciones finales, aunque prácticamente todos tendrán un 10 en algún momento, también ha defendido que no necesariamente es equitativo que todo el mundo haga el mismo examen.