Barbón recibe la primera dosis y advierte que todavía «habrá que llevar la mascarilla encima» un tiempo

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

El presidente autonómico fue inoculado hoy en Laviana y ha pedido a los jóvenes un «esfuerzo extra»

21 jun 2021 . Actualizado a las 16:46 h.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, tras recibir la primera dosis de la vacuna contra el covid, ha animado a la población asturiana a no bajar la guardia frente al coronavirus y a que se vacune porque ésa «es la única forma de controlar la pandemia, reanimar la economía y crear empleo».

Aunque no es el más joven de los miembros del Consejo de Gobierno, Barbón, de 42 años, ha sido el último del Ejecutivo autonómico en vacunarse frente al covid-19 por el turno que le ha sido asignado, algo que, según ha reconocido tras recibir el pinchazo en Pola de Laviana, «estaba deseoso de hacer» en el concejo en el que vive, «como un vecino más».

El presidente autonómico fue inoculado con la vacuna de Pfizer por una enfermera jubilada que se ha reincorporado al trabajo para participar en el proceso de vacunación, lo que ha llevado a Barbón a reconocer el trabajo de todos los profesionales que han hecho posible que el Principado sea la comunidad autónoma que mantienen el mejor ritmo de vacunación del país.

Barbón, que tendrá que ponerse la segunda dosis dentro de tres semanas, ha recordado que Asturias superó ayer los 624.000 inoculados con una dosis, más del 61% de la población, y que son más de 385.000 , casi un 38%, los que han recibido ya la pauta completa.

«En Asturias el sistema sanitario lo está haciendo muy bien y tiene que seguir así», pero en tanto llegamos a estar inmunizados, lo que toca es mantener un poco la guardia, mantener las distancias de seguridad y evitar las aglomeraciones, ha señalado el presidente, que ha advertido de que, aunque a partir del próximo sábado no haya que llevar mascarillas en el exterior, habrá que seguir llevándolas encima.

Aunque en Asturias se ve «un cumplimiento mayor de las normas» que en otras comunidades autónomas en las que «se ve una mayor relajación», Barbón ha advertido de que hay mantener la tensión entre la población en general, y especialmente entre los más jóvenes, a los que ha pedido un «esfuerzo extra» hasta el momento en el que les toque ser vacunados.

Tras asegurar que confía «plenamente en la juventud asturiana, que ha estado a la altura estos meses con momentos muy duros y difíciles», Barbón ha insisito en que hay que «vacunar, vacunar y vacunar porque esa es la mejor forma de frenar la expansión del virus», según informa Efe. 

Un hombre camina con su mascarilla mientras habla por teléfono en una céntrica calle de Gijón

¿Dónde me multarán por quitarme la mascarilla? ¿Y si voy a la playa?

María Hermida / Juan M. Arribas

Pedro Sánchez anunció el viernes que se podrá bajar el cubrebocas, al aire libre y cuando haya distancia mínima de seguridad, a partir del 26 de junio. No especificó mucho más, dejando en el aire muchos interrogantes importantes. Aún así, y pese a que Sanidad tampoco aclaró de momento en qué situaciones concretas se retirará la mascarilla, hay respuestas que parecen estar relativamente claras, salvo sorpresas de última hora. El Gobierno asturiano acepta la decisión y el vicepresidente Juan Cofiño, ha señalado que el Ejecutivo autonómico estará a lo que se adopte en esta materia a nivel nacional. Cofiño ha apuntado que habrá que esperar a ver en qué formato y con qué contenido se adopta esa decisión, y si hay «marco de juego» para las comunidades autónomas, «que lo habrá seguramente», para que se adopten «las decisiones singulares que correspondan», Hay que recordar que, normalmente, las normas estatales marcan unos mínimos y que a partir de ahí las autonomías pueden ser más duras.

Seguir leyendo